Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... AMIGOS QUE SE QUEDAN

¡Hola papis y mamis!

¿Sabéis qué? La semana pasada fue de relajación, de querernos, de abrazarnos.... y es que lo necesitábamos. Siempre que llevamos a cabo una o dos semanas de muchas actividades es bueno pararse un poco, inspirar, espirar, para así poder volver a empezar con muchas fuerzas otras nuevas.

Por eso, la semana pasada decidimos dedicar tiempo para recordar algunas normas, para querernos a nosotr@s mism@s y a los demás y para poner en orden nuestra agenda. 

Además también estuvimos preparando el terreno porque sabíamos que tenía que venir pronto alguien muy importante: un nuevo compañero, un nuevo amigo. Así que lo mejor era bajar el ritmo para que nuestro futuro amigo pudiese subirse al tren con nosotr@s, al tren del aprendizaje.


Pero el ocupar nuestro tiempo en relajarnos y descansar no significa que no aprendamos. Aprendemos de ello y de otras actividades más espirituales, sentimentales, emocionales... o como se las quiera llamar. Gracias a estos momentos que nos dedicamos ayudamos a fortalecer nuestra personalidad y nuestra autonomía.

Una cosa que teníamos pendiente era ponerle nombre a nuestro nuevo amigo, el elefante. Claro con el lío este de que llegó a clase sin avisar no habíamos caído en que no tenía nombre y llamarle elefante era un poco frío. Así que nos pusimos manos a la obra. Estuvimos haciendo prácticas con nuestras bocas y con algunas sílabas que nos sabemos y resulta que la sílaba LO es muy divertida pronunciarla. Y así fue como decidimos el nombre de nuestro amigo. Se llama:

LOLO

Gracias a él las aprender las partes de la cara es pan comido. Dónde estaban los ojos lo aprendimos en un plis-plas.


Hay veces en las que no tenemos algún juego pensado para hacer. Esto ocurre porque o no nos ha salido bien una actividad y hemos decidido dejarla para otro momento o porque hemos terminado muy pronto y nos sobra tiempo para realizar más.

En estos momentos Alicia siempre suele tener muchos recursos guardados en la manga. Pero ella nos ha dicho que le sorprende como, a veces, somos nosotr@s los que nos inventamos los juegos sin que nos diga nada.


Como ha sido una semana muy acorde con lo que se conoce como Educación Emocional, nos pareció buena idea crear un mural para exponer las fotos de nuestras familias.


Y lo que iba a ser un mural se convirtió en un mural interactivo. Decidimos hacer una puerta a nuestro mural. De esta manera los compañer@s que tienen capacidad para abrirla y cerrarla ocultarán las fotos de sus familias detrás de esta. Y los amig@s que todavía necesitan más tiempo para madurar su desarrollo motriz podrán encontrar las fotos de su familia fuera de la puerta. De esta manera tod@s tienen acceso a las fotos.


Os tenemos que decir que el mural es todo un éxito y que nos pasamos el día cogiendo fotos, observándolas, hablándoles a nuestros amig@s de las personas que en ellas se encuentran, besándolas...

Y para terminar os mostramos algunas fotos de distintos momentos del día en los que nosotr@s simplemente somos dueñ@s de nuestro conocimiento.


Y no olvidad que mañana viene Alicia a comentaros algunas cosillas interesantes de los cuentos. 

¡¡Hasta la semana que viene!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...