Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... BIZCOCHOS OTOÑALES

¡¡Hola papis y mamis!!

La semana pasada fue una semana muy ajetreada. Además de seguir aprendiendo muchas cosas sobre el otoño, teníamos que ir cerrando un poco todo lo aprendido y recapitulando. Y, por otra parte, nos llegó un arsenal de aceitunas que debíamos preparar para aliñarlas a la semana siguiente. ¡Vamos, qué no paramos en ningún momento!

El lunes, cuando llegamos a la Escuela, Alicia nos recordó el día que habíamos asado castañas y las habíamos comido. Estuvimos recordando lo ricas que estaban y lo duras que nos habían quedado. Estuvimos hablando, también, de que en el pueblo no se asan castañas por la calle. Que eso solo lo habrá visto Alicia en Sevilla por las calles. 

Alicia nos dijo que ella había guardado las cáscaras de las castañas que habíamos comido el día que las asamos y nos propuso pegarlas en el dibujo de la castañeda y su bidón que habíamos pintado. Nos pareció muy buena idea y decidimos ir pasando por turnos por el rincón del otoño para llevar a cabo la actividad. Lo hicimos de forma autónoma y Alicia se sorprendió de lo bien que fuimos capaces de llevar esa responsabilidad. Mientras un@s dábamos brochazos de pegamento en el mural, otr@s íbamos pegando las cáscaras. 






Al día siguiente, en la asamblea, nos emocionamos muchísimo al ver que Alicia tenía un cubo  de aceitunas para enseñarnos. Resulta que la semana anterior habíamos hablado durante una comida de lo mucho que nos gustaban las aceitunas y, por esa razón, nos había preparado ésta sorpresa. ¡¡Íbamos a aliñar nuestras propias aceitunas!!

En la asamblea Alicia nos habló de que debido a lo poco que había llovido éste año las aceitunas se habían puesto negras y estaban arrugadas. Y así no servían para ser aliñadas. Nos comentó que solo podíamos aliñar las que fueran de color verde-green. "¡Cómo la calma!" le respondimos. 

Así que, nos pareció muy buena idea salir al patio para organizar nuestra recolecta y clasificar las aceitunas comestibles y las no comestibles.




¡¡Qué pena nos entró cuando lo único que recolectamos fueron cinco o seis aceitunas verdes-green!! ¿Ahora qué íbamos a hacer? ¡No teníamos suficiente!

Menos mal que, como ya sabéis, tenemos unas familias de primera, que siempre están al pie del cañón, y esa tarde, cuando se lo comentamos, se pusieron manos a la obra para buscarnos muchas aceitunas verde-green. Tarea nada fácil porque como ya os hemos dicho, hay muy pocas este año.

Desde aquí agradecemos enormemente el esfuerzo de la mamá de A. que nos encontró el cubito que tanto ansiábamos ¡¡Gracias por hacer que cada día pueda ser un día especial en la Escuela!!

¡¡Qué alegría más grande cuando llegamos a la Escuela y vimos el cubo grande de aceitunas verde-green!! "¡¡Mira Ali, greeeeennnn!!

Ahora, ya solo nos quedaba la ardua tarea de machacarlas....




La verdad es que nos pegamos una peonada curiosa. Y aun así, muchas aceitunas no se rompían. Y nosotr@s venga a machacar...

Al terminar, nuestr@s compañer@s, l@s gigantes 2, nos habían preparado un zumo de naranja para reponer fuerzas. ¡¡Qué maravilloso es tener amig@s tan detallistas!!






El jueves Alicia nos explicó que la tarea de las aceitunas no había acabado -"¿Más?"-. Estamos aprendiendo mucho sobre el esfuerzo que supone realizar algunas tareas. Ahora, sabemos que las aceitunas que comemos se han hecho con mucho esfuerzo.

Pues eso, que todavía nos quedan unos cuantos días de lavar nuestras aceitunas para que se endulcen. Tarea que por cierto, una vez que la hemos realizado, nos hemos dado cuenta de que nos encanta. Es como jugar con agua, pero viéndola caer ¡¡Divertidísimo!!




El jueves también nos dio tiempo a terminar nuestros árboles del otoño para crear un bosque en el rincón de la naturaleza. Ahí también es dónde estamos dejando reposar nuestras aceitunas. 



Y el viernes, para celebrar tanto esfuerzo durante la semana, decidimos darnos un homenaje. Inauguramos nuestro taller de cocina. Para el cuál nos hemos dado cuenta de que necesitaremos unos delantales y unos gorros. ¡¡A ver qué inventamos!!

Alicia nos propuso hacer un bizcocho de calabaza y nueces. Nos comentó que en nuestro rincón de la naturaleza teníamos esos ingredientes y que alimentarse de una manera sostenible es elegir para comer aquellas cosas de las que se tiene en abundancia. Así que cogimos nuestra calabaza y nuestras nueces y nos fuimos al comedor. Allí nos estaba esperando una aventura increíble.

Mientras unos hacían la masa, otr@s exprimían zumos para que fuera más jugoso nuestro bizcocho. Lo pasamos genial, aunque aun tenemos que organizarnos un poco en la cocina porque cada cual se pone a lo suyo y nos olvidamos de lo importante. ¡¡La limpieza!!

Pasaron cosas diverdidísimas. Hasta un huevo nos encontramos dentro de una de las varillas ¿Cómo llegó? ¿Ahhh? jajajajaj



Esperamos que disfrutaseis del bizcocho en casa. Gracias a la mamá de I., que nos ayudó a hornearlo, salió perfecto. Desde aquí, te agradecemos todo el esfuerzo que hiciste para conseguir que el bizcocho estuviera a tiempo. Si es que con familias así aprender es una maravilla. ¡¡Sois geniales!!


Por cierto, ésta es la última entrada del blog de este trimestre ¡¡¡Ohhhh!!! Ahora tenemos que aprender mucho de la navidad y Alicia debe empezar a producir el vídeo de evaluación. Es por esta razón que debemos bajar un poco el ritmo por aquí. De todas formas seguiremos informando de nuestro día a día en instagram, facebook y twitter. Y, por supuesto, cuando volvamos. en el segundo trimestre, tendréis un resumen fotográfico.





UN ARCO IRIS LLENO DE... GALLETAS

¡¡Hola papis y mamis!!

Volvemos a estar con vosotr@s en nuestra entrada semanal. De la estación otoñal hemos aprendido muchas cosas, pero lo más divertido de todo ha sido saborearla.

 ¿Qué cómo lo hemos hecho? 

Pues muy fácil. Hemos comenzado la semana preparándonos un rico zumo de naranjas y mandarinas, ya que en este tiempo están riquísimas y tienen mucho, mucho jugo. Al principio no sabíamos muy bien que pasaba, ya que al entrar en el comedor no nos encontramos el zumo que estamos acostumbrad@s a ver en el día a día. Delante de nuestros ojos teníamos naranjas y mandarinas, exprimidores, vasos y jarras.
 ¿Qué vamos a hacer con todo esto?

Elo nos dijo que lo más rico del mundo es un zumo de naranja recién exprimido. Pero el problema estaba en que no sabíamos como hacerlo, ya que por más que apretábamos las naranjas no salía ni gotita de zumo. A eso que Elo llegó con un utensilio de cocina que no nos dejó coger, ya que era peligroso y solo los adultos podían manipularlo. Partió la fruta a la mitad y ¡magia! Ya pudimos ver el zumo. Unas vueltas en el exprimidor y tod@s pudimos saborear el zumo de naranja y comenzar la semana con una dosis extra de vitamina C.

Cómo nos gustó la experiencia de saborear el otoño. También probamos las granadas y las almendras... Os podemos asegurar que estaba todo riquísimo.


ZUMO DE NARANJA



DESGRANAMOS GRANAS



PARTIMOS ALMENDRAS


Como el zumo, las almendras y la granadas nos dieron mucha fuerza pudimos realizar durante toda la semana múltiples actividades. En estos días Elo nos ha preparado muchas actividades de psicomotricidad. Para nosotr@s aún son difíciles de realizarlas pero, poco a poco, con perseverancia y ganas de aprender iremos cogiendo destrezas en nuestras manos y aprenderemos a controlar mejor nuestro cuerpo.

Cada día tenemos mayor capacidad cognitiva. Lo cual nos permite concentrarnos más en las actividades que estamos realizando. Por ello, las actividades lógico-matemáticas nos ayudan a aprender a seriar y a identificar imágenes iguales. Estos juegos nos encantan y cada vez los hacemos mejor y disfrutamos más con ellos.


JUGAMOS CON GOMILLAS




DIRIGIMOS NUECES



SEPARAMOS LEGUMBRES


IDENTIFICAMOS IMÁGENES 
Os queremos contar algo que nos ilusiona mucho. Y es que a partir de ésta semana casi todos los viernes nos convertiremos en minichef. Vamos a aprender a utilizar utensilios de cocina, a amasar, mezclar, medir, pesar.... Nos encanta la idea y para inaugurar nuestras cocinas os hemos querido preparar una rica galleta de hojaldre. Un poco de masa, harina, azúcar, rodillo, moldes y preparados para cocinar...........

¡¡Es muy divertido!!



HACEMOS GALLETAS




Y ahora sí que hemos terminado la semana, esperamos que os haya gustado todo lo que hemos aprendido estos días. 




Por cierto, ésta es la última entrada del blog de este trimestre ¡¡¡Ohhhh!!! Ahora tenemos que aprender mucho de la navidad y María del Mar debe empezar a producir el vídeo de evaluación. Es por esta razón que debemos bajar un poco el ritmo por aquí. De todas formas seguiremos informando de nuestro día a día en instagram, facebook y twitter. Y, por supuesto, cuando volvamos. en el segundo trimestre, tendréis un resumen fotográfico.

¡¡Hasta el año que viene!!







UN ARCO IRIS LLENO DE... DELICIOSA FRUTA DE OTOÑO

¡¡Hola papis y mamis!!

Ya estamos con tod@s vosotr@s, como cada martes, para contaros todo lo ocurrido durante estos días.

Como ya sabéis estamos aprendiendo los frutos del otoño. La semana pasada, conocimos los frutos secos y durante estos días hemos conocido los frutos carnosos como son: el membrillo, la uva, la granada, la naranja... Gracias a su experimentación, exploración y manipulación hemos podido conocer sus características.

María Del Mar, nos propuso diferentes actividades con cada uno de estos frutos. Actividades como manipular membrillo, saborear y diferenciar el color de la uva, pisar la uva, desgranar granadas, conocer la naranja y hacer un delicioso zumo, identificación de frutas...Y como no podían faltar, los momentos de la semana.

Aquí os mostramos las imágenes ¡¡Esperamos que os gusten!!




CONOCEMOS EL MEMBRILLO



MANIPULAMOS MEMBRILLO.



CONOCEMOS LAS UVAS.



PISAMOS UVAS.



DESGRANAMOS GRANADAS.



CONOCEMOS EL BONIATO.



PINTAMOS CON BONIATOS.



CONOCEMOS LA NARANJA.



IDENTIFICAMOS FRUTAS.



HACEMOS DELICIOSO ZUMO DE NARANJA.






MOMENTOS DE LA SEMANA.











Por cierto, ésta es la última entrada del blog de este trimestre ¡¡¡Ohhhh!!! Ahora tenemos que aprender mucho de la navidad y María del Mar debe empezar a producir el vídeo de evaluación. Es por esta razón que debemos bajar un poco el ritmo por aquí. De todas formas seguiremos informando de nuestro día a día en instagram, facebook y twitter. Y, por supuesto, cuando volvamos. en el segundo trimestre, tendréis un resumen fotográfico.








UN ARCO IRIS LLENO DE... OLORES

¡¡Hola papis y mamis!!

Nuestro amigo, el otoño, cada vez se hace más notar y algunos días nos encontramos con que hace mucho frío y algo de viento. Alicia dice que habrán días en los que haga tanto viento que parecerá que vamos a salir volando y que es mejor que conozcamos bien todas sus características para que no nos coja desprevenid@s cuando aparezca.

Resulta que el viento es eso que nos da en la cara por las mañanas cuando venimos a la Escuela y,  a nosotr@s, nos parece que lo provocan las nubes soplando. Que luego eso sea verdad, tenemos que comprobarlo. También es eso que hace "uuuuuuuuh" cuando choca con las ventanas en invierno.

Alicia nos explicó que aunque sabemos lo que es viento, debíamos imitarlo para ver las situaciones que provoca. De ahí que utilizamos el soplo con nuestras bocas para imitar, lo que creemos que hacen las nubes.

Alicia nos había dispuesto, por toda la clase, todo tipo de herramientas para pasarlo genial y ¡¡Ha sido una de las actividades que más atención ha generado en nosotr@s!!




Ese mismo día cuando estábamos en el patio escuchamos un revuelo. Resulta que una lagartija había entrado en la Escuela. Después de observarla un rato, decidimos ponerle una casa de cristal para observarla todo el rato que quisiéramos. Una vez que terminamos, decidimos volver a dejarla en libertad. Ya habíamos aprendido mucho gracias a ella.

Alicia nos comentó que está muy orgullosa de nosotr@s porque hemos aprendido a observar si hacer daño a los indefensos insectos o animales. Cuando éramos pequeñ@s no conocíamos nuestra fuerza, pero poco a poco, gracias a ejercicios como éstos, aprendemos a controlarla y a tener cuidado.





Ya os comentamos que nos encanta nuestro rincón del otoño. Cada día aparece en el una fruta nueva para degustar. Aprender de forma libre nos ayuda a fomentar nuestra autonomía y a acoger responsabilidades gustosamente. Como el darle de comer a los Pinks todas las mañanas para que no pasen hambre. Eso lo hacemos sol@s.





Una mañana Alicia nos propuso pintar nueces con colores del otoño. Algo que nos pareció de lo más entretenido, pero nosotr@s preferimos comerlas ¡¡Qué nos gustan!!


Otro fruto que también nos gusta mucho del otoño es la castaña. Además nos encanta pronunciar su nombre. ¡CASTAÑA, CASTAÑA, CASTAÑA!

El jueves Alicia nos habló en la asamblea de que a ella le gustan las castañas calientes. Resulta que en Sevilla, en el centro, ella se las compra a una señora y a un señor que las venden en un puesto en la calle. Dice que ellos hacen una candela muy pequeña en un bidón y que asan las castañas allí. Después se las dan a Alicia en un cartucho.

Nos ofreció asar nosotr@s nuestras propias castañas con la ayuda del microondas. Así que decidimos seguir los pasos que Alicia nos iba comunicando. Primero fuimos al comedor y allí les echamos sal a las castañas y las pusimos en un plato y después Alicia las metió en el microondas y....

¡¡FRACASO ABSOLUTO!!

Para ella, para nosotr@s fue genial. Resulta que nos pasamos de tiempo en el microondas y las castañas salieron como piedras. Pero gracias a ello aprendimos a diferenciar entre blando y duro. Mientras pelábamos las castañas se oían frases como: "¡Quema!, ¡Quema como la rabia!, Están rojas de rabia, ¡qué duras!, Ali están buenas, Yo quiero más...."



Ese mismo día, cuando llegamos del patio, Alicia nos tenía preparada un juego por rincones. Mientras un grupo jugaba en el rincón del otoño, el otro pintaba a una castañera para que pudiésemos reflejar nuestro nuevo aprendizaje en nuestro rincón.







El jueves estuvimos pintando unos rollos de cartón con el color marrón-brown. Ya os desvelaremos para qué...


Cuando llegó el viernes ¡¡Qué bien olía la Escuela!! Resulta que Alicia nos tenía preparada una bandeja sensorial muy motivante para que creásemos un ambientado de lo más otoñal y así no olvidar los olores de esta estación del año.



¡¡Somos muy afortunad@s de aprender tanto!!

¡¡Hasta la semana que viene!!




UN ARCO IRIS LLENO DE... FRUTOS DE OTOÑO

¡¡Hola papis y mamis!!

Volvemos a estar con tod@s vosotr@s para mostraros lo que hemos descubierto durante esta semana.
El otoño sigue instaurándose en nuestra escuela. Hemos aprendido los fenómenos atmosféricos de esta estación. La lluvia, el viento y el frío. Descubierto sus colores, el rojo-red, amarillo-yellow, marrón-brawn y naranja-oranje. También hemos aprendido que en esta estación hay muchos frutos del otoño, como las nueces, las almendras, castañas, bellotas y muchos más frutas. 

Pues durante esta última semana hemos descubierto muchas de esas frutas. Membrillos, uvas, mandarinas y granas, han sido las reinas de nuestros descubrimientos. 

Las actividades que Elo nos ha preparado eran todas sensoriales. Hemos visto sus formas, colores, tamaños; sus olores, su sabor e incluso en algunas de ellas hasta su sonido.

Cada día que pasa estamos más adaptad@s a la escuela y nos conocemos mejor los espacios del aula. Por ello, Elo nos cuenta que ha llegado el momento de jugar por rincones. Para ser la primera vez que lo hemos hecho estamos muy content@s, porque cada día sabemos en qué lugar podemos estar, a qué tenemos que jugar y con qué amig@s tenemos que compartir espacios. 

Todas las semanas dedicamos un día para aprender técnicas de plástica, colorear con ceras, rotuladores, estampar, pegar, cortar, colorear con rodillos, esponjas... En esta ocasión hemos querido recrear un bosque otoñal. Para ello, hemos utilizado temperas de los colores otoñales, rojos, amarillos, naranjas y marrones, y con un dedil hemos estampado puntitos de diferentes formas. Con la ayuda de Elo, que le dio forma de árboles a nuestras creaciones  el bosque nos quedó super guay.

Las nueces son frutos del otoño, que tienen las cáscara dura, y que gracias a algunos instrumentos de fabricación humana podemos abrir sin muchas complicaciones, aunque hemos descubierto que sino no tenemos un poquitín de fuerza sería complicado degustar este rico fruto otoñal. Como nos sorprendió mucho su textura y dureza decimos sería muy divertido pintarla de diferentes colores para luego utilizarlas en alguna otra actividad.

Y en la actividad de psicomotricidad gruesa, un poco de equilibrio siguiendo líneas en el suelo nos ha divertido muchísimo.

Os mostramos algunas de las imágenes que muestran lo bien que lo hemos pasado.

GRANAS

MEMBRILLOS

AMBIENTADORES DE MANDARINA, CANELA Y CLAVO.


PSICOMOTRIACIDAD FINA CON UVAS


JUEGO POR RINCONES


RINCÓN DEL OTOÑO



TRABAJOS ARTÍSTICOS




PSICOMOTRICIDAD GRUESA


VISITAS INESPERADAS
REPONIENDO FUERZAS


UNA LLAMADITA PARA QUEDAR EL FINDE


¡¡Hasta la semana que viene!!









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...