Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... ARQUEÓLOG@S Y AGRICULTORES

¡¡Hola papis y mamis!!

¿Sabéis qué? La semana pasada nos convertimos en arqueólog@s. Y no en un@s arqueólog@s cualquiera, no. Nos convertimos en arqueólog@s gigantes. Con excavaciones, brochas, dinosaurios, fósiles... Nos encanta imaginar que somos un sin fin de cosas y nos hace sentirnos muy bien con nosotr@s mismos. Alicia dice que es muy importante trabajar nuestra autoestima. Que en un futuro sentiremos que podemos hacer todo lo que nos propongamos. Como ser arqueólog@s o agricultores/as.

Pero como siempre empecemos por el principio...

Ya sabéis que desde hace unos meses en nuestro grupo de amig@s se eligen las cosas por votación. En nuestra clase tod@s tenemos el mismo derecho a opinar y a expresarnos. Pero si tenemos muchas opciones en las que elegir, debido a nuestra corta edad, podemos perdernos. Por eso, Alicia nos propone siempre tres o cuatro opciones y nosotr@s decidimos.

Alicia nos ha dicho que lo hacemos muy bien. Según su experiencia, a estas edades los niñ@s suelen reproducir lo que los demás dicen, sin tener en cuenta sus motivaciones o intereses. Sin embargo, nosotr@s expresamos individualmente lo queremos cada un@ y por eso esta actividad termina siendo de lo más enriquecedora.

Esta vez teníamos que decidir el dinosaurio que Alicia nos iba a dibujar en una cartulina para que nosotr@s le pegásemos cachitos de cartulina dentro. Ejercicios como estos nos ayudan a identificar las zonas que se utilizan para pintar en los dibujos y que así los tengamos en cuenta a la hora de pintar.



Como ya tenemos el proceso de votación interiorizado, hemos dado un paso más hacia delante. Ahora cada un@ de nosotr@s sale a la pizarra y ejerce su derecho a voto.

Al final el dinosaurio que obtuvo la mayoría fue el tiranosaurio-rex. El que por cierto, peor dibujaba Alicia y nuestros deseos se hicieron realidad. Alicia nos pintó al dinosaurio en la cartulina y nos dividimos en dos grupos. Uno se quedaba con Marina en clase haciendo la actividad que hemos dicho y el otro grupo ayudaría a Alicia a volver a plantar nuestro huerto. Ahora más abajo os comentamos el por qué.


Resulta que las lluvias son muy buenas para el campo, pero como ya sabemos, todo en exceso no lo es. Estas semanas atrás ha estado lloviendo mucho. Tanto que nuestro huerto se ha estropeado. Mucho, muchísimo ¡¡Hasta una planta de habas se nos ha podrido y después secado!!

Nosotr@s como no nos paramos ante nada, decidimos que si la lluvia estropeaba nuestro bonito huerto, nosotr@s con nuestras propias manos lo reconstruiríamos. 

Nos pusimos manos a la obra. El primer grupo se encargó de quitar las malas y hierbas y recogerlas todas en una caja y el segundo grupo se encargó plantar los nuevos plantones de fresas, pimientos, molones, tomates y berenjenas ¡¡No nos falta de nada!!

Después en el recreo le pusimos el riego automático que nos regalaron el año pasado nuestros amig@s de verdecora cuando ganamos el concurso por tener el huerto más bonito de todo instagram.







Al día siguiente Alicia y Marina nos sorprendieron con una actividad chulísima. Nos pidieron que nos pusiéramos nuestros gorros de dinosaurios y que saliéramos al patio ¡¡Qué sorpresa!! Había cajas con arena por todas partes, brochas, palas y vasos ¿Íbamos a plantar otra vez?

Alicia nos dijo que no. Que esta vez nos convertiríamos en arqueólogos. Resulta que los arqueólog@s son las las personas gracias a las cuáles nosotr@s sabemos que existieron los dinosaurios. Porque ell@s descubrieron sus huesos y los fósiles de las pruebas y estudiaron mucho para aprender muchas cosas.




¡¡Fue divertidísimo!! Alicia nos dijo que cada vez que encontrásemos un fósil o un dinosaurio era muy importante que los limpiásemos bien con las brochas para guardarlo después en nuestro cofre de los tesoros.





Ya sabéis que nuestros rincones tienen nuevas actividades inspiradas en los dinosaurios. Queremos que sepáis que nuestros momentos preferidos para sentarnos a jugar en ellos son la hora de la entrada y de salida. Lo hacemos de forma espontánea y nosotr@s nos gestionamos nuestro propio aprendizaje.




A nosotr@s nos encanta aprender para después interiorizar lo que hemos aprendido y que así se convierta en un aprendizaje significativo. Es por eso que nos volvimos a encontrar siendo arqueólog@s de nuevo, pero esta vez en bandejas más pequeñas, en nuestra clase y de forma individual.

Ésta vez debíamos calcular cuántos fósiles había en cada bandeja. Un@s teníamos dos, otr@s tres y los más suertud@s cuatro.


Hacer actividades con arena es muy motivador para nosotr@s. Además de que acapara toda nuestra atención, nos es muy divertido aprender utilizándola. Por ejemplo, cuando nuestro miniyacimiento arqueológico ya no tenía más fósiles se nos ocurrió hacer círculos y escribir nombres con la arena que había en la mesa.

¡¡Aprender así es una maravilla!!

¡¡Hasta la semana que viene!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...