Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... MADRES, JUDÍAS Y PANICULATAS

¡¡Hola papis y mamis!!

Bueno, bueno, bueno... Nosotr@s la semana anterior encantad@s aprendiendo miles de cosas de dinosaurios y resulta que no nos dimos cuenta de que pronto ¡¡iba a ser el día de la madre!! 

Cuando Alicia nos lo dijo nos quedamos boquiabiert@s "¿Ya? ¡¡Tenemos que pararlo todo!! Nuestras mamis son los primero". Menos mal que podemos aprender de dinosaurios cualquier día. Total, no se van a extinguir, porque ya lo hicieron...

Semanas anteriores ya habíamos tanteado un poquito que es lo que nos gustaría regalarles a las mamas. Lo del vídeo era por descontado. Alicia nos dijo que sí o sí. Que el día del padre ese regalo había gustado mucho y repetir era un acierto seguro. Después se nos ocurrieron todo tipo de regalos. Tartas, coches, tractores, tractores grandes, tractores rojos, verdes y hasta remolques... Parecía que nuestras mamas iban a terminar encantadísimas con sus regalos.

Alicia nos dijo que un regalo es algo que hacemos de corazón para dárselo a otra persona y que para pensar en qué regalar no podemos pensar en lo que nos gusta a nosotr@s, sino en lo que a la otra persona le va a hacer feliz. Pensando y pensando se nos ocurrió que a nuestras mamas le gustan los collares ¡¡Como el que Alicia siempre lleva!! 

Estuvimos dándole vueltas a este tema algunas veces durante algunos días y al final se nos ocurrió que un collar de flores sería buena idea ¡¡Estamos en primavera!!

Pero no fue así como empezó nuestra semana...

Nuestra semana empezó con una sorpresa ¡¡Ángela vino a vernos!! Pero qué alegría ¡¡Ángela!! Y encima nos trajo un regalo y también se quedó todo el día con nosotr@s ¿Se podía pedir más?

Angela nos enseñó su regalo ¡¡Gusanos de seda!! Ahora podríamos cuidar nosotr@s a nuestros nuevos amigos y ser responsables. Alicia dice que regalar responsabilidades también es un bello regalo. Así maduramos y olvidamos nuestros egocentrismos típicos de nuestra edad.




Durante dos días, mientras Ángela y Marina jugaban con nosotr@s a distintos juegos en clase, algunos de nosotr@s íbamos saliendo del aula para poder hacer uno de nuestros regalos para nuestras mamas con Alicia. 

Cuando salíamos fuera del aula podíamos comprobar la paz y tranquilidad del espacio que nos habían preparado con mucho cariño y eso nos daba seguridad. Además Alicia dice que muchos de nosotr@s hemos perdido la vergüenza que en otras ocasiones nos embargaba y que eso ha permitido que hayamos disfrutado tantísimo realizando el vídeo que os queríamos regalar.


Diseño del cartel: Mr. Wonderful 


La semana pasada también pudimos disfrutar del cumpleaños de nuestro amigo G y nos trajo una tarta chulísima que estaba muy buena. Nuestro amigo tiene algunas intolerancias y quiso compartir con nosotr@s la tarta como él la puede comer. Descubrimos que estaba muy buena y que, a veces, no hay que ponerle tantas cosas a la comida para que este rica.



No os hemos contado que desde que ha llegado la primavera nuestro arenero se ha llenado de tierra y semillas y resulta que cada vez que llueve le salen plantas y raíces ¡Curioso!

Nosotr@s nos pasamos las horas plantando, trasplantando y haciendo tartas de cumpleaños. Al que más le gusta es a nuestro amigo I. Él nos enseña cómo debemos cuidar nuestro huerto particular para que la cosecha de tartas salga a la perfección.




Otro día descubrimos algo. Las matas de judías habían dado sus frutos. Podíamos observar que de las ramas salían cartuchos de judías y que si las abríamos habían judías verdes dentro ¡¡Fantástico!! Sin ir a la tienda, sin visitar a Sandra y a Angel, sin pasar por los baratos... En nuestro huerto había comida. 

Decidimos que las íbamos a recolectar y que después las cocinaríamos.



Así que una mañana en dos grupos, primero uno y después otro, salimos al patio. Allí, recolectamos las judías de nuestro huerto, las lavamos y las troceamos. Después cada uno decidió lo que le apetecía cocinar. Un@s hicimos tortillas, otros judías revueltas y algunos un buen potaje ¡¡Estaba todo riquísimo!!

Por cierto, como el día estaba muy bueno disfrutamos muchísimo del buen tiempo de la primavera. No sin antes echarnos algo de crema solar en la cara y brazos ¡¡Qué risas!!



Lo pasamos tan bien cocinando nuestros propios productos que algun@s de nosotr@s seguimos cocinando después a la hora del recreo. 




Los días de la semana iban pasando y en nuestras asambleas cada vez se escuchaban más cosas bonitas sobre nuestras mamas. Resulta que todas las mañanas les hablábamos a nuestros compañer@s de ellas y les decíamos cuáles eran su nombre, como eran con nosotr@s y el tipo de relación que nuestras madres tienen con Alicia, Marina, Elo o María del Mar. Para nosotr@s saber que nuestras familias son una parte más de la Escuela es muy tranquilizador a la par que motivador. 




A lo largo de la semana nos dimos cuenta de que ahora nosotr@s somos los papás y las mamas de nuestros gusanos. Los limpiamos y les damos de comer todos los días y se están poniendo grandísimos. 

Nos encanta acariciarlos y tenemos mucho cuidado de no estrujarlos. Nuestro amigo G es todo un valiente y los coge sin problema ninguno. En el rincón de la primavera hemos habilitado dos chalets independientes para ellos ¡¡Parece que no tienen problemas para convivir!! No escuchamos gritos, ni riñas, ni nada de eso. Es más, creemos que son muy buenos compartiendo su comida y nada egoístas ¡¡Cuántas cosas se pueden aprender de unos gusanos, ¿verdad?!!



Hemos establecido un calendario de forma democrática. Cada semana dos de nosotr@s se llevarán a los gusanos a casa para cuidarlos y observar si sufren algún cambio. Como la noche en la que cambiaron de piel y nosotr@s no estábamos en la Escuela para verlo.
Diseño de la frase: Mr Wonderful


Un día Alicia nos enseñó el diseño que había realizado para el llavero que portaría el código qr del vídeo que le habíamos hecho a nuestras mamas. A nosotr@s nos encantó. Es tal y como lo queríamos. Con un corazón y muchas flores de la primavera. Ya solo nos quedaba hacer el collar.

Para realizarlo, Alicia y Marina nos ofrecieron unas bandejas chulísimas en las que teníamos de todo. El corcho que hacía de macetero, la espuma verde que haría de tierra, agua para regar y las flores que debíamos trasplantar.

Al principio nos pareció algo complicado pero poco a poco fuimos entendiendo con qué precisión debíamos clavar nuestras flores. Es un proceso mental algo complicado pero muy placentero una vez que consigues tu objetivo.



Para nuestras madres todo nos parece poco, porque como dice nuestro amigo G, las queremos mucho, mucho y mucho. Por esta razón, esperamos que os hayan gustado nuestros detalles y queremos que sepáis que la sonrisa que se nos dibuja en nuestra cara cuando hablamos de vosotras o nos enseñan vuestras fotos es tan profunda que a Alicia y Marina les ha emocionado enormemente.

¡¡Hasta la semana que viene!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...