Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... CONFIANZA

¡¡Hola papis y mamis!!


Cada día que pasa, estamos más a gusto en nuestra Escuela. Alicia nos ha comentado que desde la semana pasada esto ya se palpa en el ambiente. Ella le ha puesto un nombre a todo esto. Lo llama confianza. Dice que nota perfectamente cómo confiamos en ella y en Amanda. Como cuando nos llaman para cambiarnos el pañal y vamos corriendo a sus manos o cuando nos invitan a realizar alguna actividad y lo hacemos encantad@s. 

Esta confianza se traduce también en tranquilidad. A estas alturas es muy raro vernos llorar si no nos ha pasado nada "grave". Ahora cuando llegamos a la Escuela sabemos perfectamente que hay que entrar en el aula, dónde nosotr@s nos sentimos segur@s, y que hay que ir hacia el espacio de las alfombras dónde nos esperan nuestros amig@s jugando. También sabemos que este momento está dedicado a juego libre y que podemos coger todos los juguetes que queramos, siempre que hayamos guardado los que hayamos utilizado anteriormente -"¡¡El orden es muy importante!!"- Nos dice Alicia.



Los lunes todavía no solemos hacer muchas actividades. Alicia dice que para nosotr@s lo importante es sentirnos bien, relajados y no tener prisa por nada, que todo llega. Por eso, los lunes cuando venimos del fin de semana, con los papás y l@s amig@s, nos dedicamos a cantar canciones en la asamblea, a mimarnos y darnos muchos besos y a explorar nuestro aula. Es importante que sintamos cada objeto como nuestro.

Ya os hemos dicho que confiamos plenamente en Alicia y Amanda y eso se traduce en diversión y actividades. Y es que cuanto más damos de nosotr@s más recibimos. Como el día que Alicia nos ofreció un montón de papeles para jugar ¡¡Qué bien lo pasamos!! Aunque eso fue después de que nuestr@s amig@s los gigantes decidiesen dar por terminada su visita.

¿Sabéis lo que pasó? Acabábamos de terminar la asamblea y Alicia nos estaba poniendo los papeles por el suelo para que pudiésemos empezar a disfrutar  ¡¡Y de pronto!! 

¡¡Llaman a la puerta!!


¡¡Pero qué sorpresa!! Si a nosotr@s nunca nos llama nadie a la puerta ¿Quién será? ¿Papá? ¿Mama? Pues no, eran nuestros amigos l@s gigantes. Decían que venían a cantarnos unas canciones. A nosotr@s nos encantó y les aplaudimos mucho y después decidimos darles un regalito para que recordaran siempre este momento que hemos vivido junt@s ¡¡Seguro que será el primero de muchos!!

Y una vez que se fueron ¡¡Fiesta!! No os vamos a mentir, esperar el turno no es uno de nuestros fuertes jejeje ¡¡Tenemos un año!!



Al día siguiente decidimos salir al patio para conocerlo. Resulta que el día anterior habíamos descubierto que existía porque lo habíamos visto por los ventanales de nuestro pasillo. Así que como lo prometido es deuda y Alicia nos lo había prometido nos fuimos de excursión.

Estábamos tan entusiasmad@s que hasta los que no andan salieron andando de allí. Tal fue nuestro entusiasmo por probar todos los columpios que ni siquiera vimos una torre de cajas que habían creado Alicia y Amanda para que jugásemos si nos aburríamos esperando nuestro turno para subir a los toboganes. Pero eso no pasó.

Alicia nos ha comentado que somos una caja de sorpresas. Ella dice que este tipo de actividades en el exterior nos suelen dar mucho miedo a nuestra edad y que lo normal es que algun@ de nosotr@s queramos volver a nuestro aula o nos pongamos a llorar en los brazos de nuestras maestras. En nuestro caso no fue así. Más de un@ de nosotr@s le dijo cuatro cosas a Alicia en nuestro idioma cuando ella nos invitaba a entrar en clase para desayunar.



¿Y la bebé adorable? ¿Dónde está?

Ella tiene diferentes horarios a los nuestr@s. Cuando nosotr@s hacemos alguna actividad ella descansa y cuando nosotros nos acostamos un ratito, ella se despierta para jugar con Alicia de una forma más individualizada.

Alicia dice que le gusta jugar a solas con ella porque así puede dedicarle más atención a cada uno de los aprendizajes que se van dando durante el juego. Les gusta utilizar el método del cesto de los tesoros del que ya os hablamos en la entrada anterior.



Ya os estuvimos contando la importancia que tiene el adaptar cada actividad a cada uno de nosotr@s. A nuestro nivel madurativo y a nuestro momento del desarrollo en el que nos encontramos. Un claro ejemplo de todo esto, son las siguientes imágenes:



Mientras un@s pueden pintar en un espacio amplio delimitado porque deben estar dentro del papel, otr@s se encuentran con unas barreras que les permite enfocar toda su atención hacia la actividad a realizar. Pintar utilizando el pincel o las manos.




Poco a poco vamos realizando diferentes actividades que nos permiten disfrutar de cada momento que pasamos en la Escuela. Pero ahora, el único fin que tienen estas actividades es que Alicia reconozca en qué nivel nos encontramos cada un@ de nosotr@s y que a su vez nos familiaricemos con los materiales que vamos a utilizar durante este año. 


Por cierto, la comida bien...


¡¡Hasta la semana que viene!!






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...