Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... MOMENTOS COMPARTIDOS

¡¡Hola papis y mamis!!


¿Cómo habéis pasado la semana? Nosotr@s la terminamos genial. La semana pasada salió el sol y l@s bebés adorables decidimos salir a jugar al patio antes de que lo hiciesen l@s futuros gigantes y l@s gigantes.

Salimos pocas veces al patio porque en la clase el tiempo pasa volando. Pero, como nos encanta jugar, en el momento en el que Ángela dijo que íbamos a salir nos pusimos muy content@s y nervios@s. Dejamos a nuestro S. descansando porque le entró un sueño terrible y salimos con mucho cuidado y en silencio, para no molestar a l@s amig@s ¡Qué bien lo pasamos recorriendo cada uno de sus rincones!.















Una de las cosas que más nos gusta hacer en la clase es jugar con el puzzle de piezas. Ver sus colores, observar la forma que tienen, intentar hacer castillos de piezas e incluso poner las piezas en su lugar. 
Es un juego que nos entretiene mucho y con el que nos pasamos jugando bastante tiempo.

A tod@s nos encanta. Además, mientras jugamos también tenemos nuestras conversaciones. Estamos super entretenid@s.







Seguimos con el juego heurístico. Como ya os hemos dicho en anteriores entradas, nos llama mucho la atención a pesar de lo pequeñ@s que somos. Investigar y experimentar con materiales comunes de nuestro entorno que no son juguetes ¡pero nosotros hacem@s que se conviertan en un juego!









También hemos estado trabajando con las bandejas sensoriales. A través de ellas, podemos conocer nuevas texturas, sonidos y colores. Se estimula la concentración y la imaginación. Ángela también nos trajo unas botellas que estaban llenas de cosas muy interesantes. Unas tenían líquido de colores, otras tenían bolas dentro que se movían y otras estaban llenas de arroz y pompones que hacían ruido cuando se agitaban. Tod@s nos quedamos embobados mirándolas.










Nuestro amigo D. nos trajo un regalo para compartir. Resulta que le gustan mucho las chuches y decidió que iba a traernos a l@s amig@s una bolsa de gusanitos para que a la hora del desayuno nos la comiésemos todos junt@s. ¡Pero qué buen@s amig@s estamos hechos!

Solo nos comimos unos cuantos. No se puede abusar. Y, además, nos esperaba el desayuno.






Y como no podíamos acabar la semana de otra manera nos pusimos manos a la obra, mejor dicho manos a la pintura. Una pintura muy especial porque estaba hecha de yogurt. Pero qué raro, ¿verdad?. ¡¡Pues sí!!

Como nos encanta pintar y también comernos la pintura, Ángela nos ha creado una pintura especial con la que se pueden hacer las dos cosas y así trabajamos mejor. ¡Con el estómago lleno!. Al principio, esa pintura nos parecía muy rara pero cuando descubrimos que se podía comer. ¡Madre mía!. 











La verdad es que como lo pasamos en la escuela no lo pasamos en ningún sitio. Disfrutamos cada segundo de todo lo que tenemos y con nuestr@s amig@s de la mano. Por eso nos llamamos bebés adorables.
















¡¡Hasta la próxima semana!!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...