Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... COCHES QUE FABRICAR

Hola papis y mamis:

En esta entrada os queremos mostrar como la semana pasada conseguimos alcanzar el objetivo que nos habíamos propuesto: ¡Crear un coche!


Para realizar nuestro coche, primero tuvimos que organizar nuestras ideas. Elo nos propuso expresarlas un@ a un@. Primero, las registramos de forma escrita, y después, decidimos hacer una lista para hacernos una idea cronológica del trabajo que nos quedaba por realizar.

También hicimos una lista de las herramientas y los materiales necesarios.


Ahora solo nos quedaba empezar nuestro trabajo.

Primero decidimos pintar la carrocería de color rojo-red. Este color es el primero que nos aprendimos y parece que nos ha calado muy hondo, porque nos gusta mucho pintar con el.


También creamos unas ruedas para que nuestro coche se pudiera mover. Gracias a esto, hemos tenido la oportunidad de volver a recordar la forma redonda.


Algo muy importante que tienen los coches, y ningun@ de nosotr@s olvidó, es la matricula.
 Ya sabéis, porque os lo hemos contado en otras ocasiones, que las letras nos están empezando a apasionar y sentimos muchísima curiosidad por ellas. 


Pero no penséis que nuestro coche ya está terminado. La semana viene os mostraremos nuestros aprendizajes en circuitos eléctricos.... ¡¡¡vamos a ponerle luces de verdad a nuestros coches!!!


Después de dos semanas de juegos, los coches de la Escuela estaban muy sucios. Así que nos ocurrió montar una plataforma de lavado de coches y dejarlos relucientes.

Esta actividad ha sido muy motivadora y hemos disfrutado una barbaridad.


El rincón lógico-matemático se vistió también de mecánico y albergaba una actividad muy divertida, motivadora y algo difícil, por lo que no podía ser realizada sin la ayuda de Elo.

Así que mientras algun@s de nosotr@s pintábamos la carrocería del coche, o las ruedas o recortábamos el volante y las luces para pegarlas en nuestro coche, Elo aprovechaba para dirigirse al rincón lógico-matemático acompañada de algún compañer@. Allí, jugaban a un juego de preguntas, pero sin muchas pretensiones, Elo solo quería conocer el nivel de cada un@ de nosotr@s. ¡¡¡Y ha sido todo un éxito!!!

En un cuenco Elo tenía tres tornillos y los iba pasando de un cuenco a otro o escondiéndolos mientras nos hacia preguntas sobre lo que veíamos. De esta forma, sin darnos cuenta, estábamos haciendo razonamientos matemáticos muy básicos, pero que gracias al juego y a su carácter lúdico, nos generan una base en nuestros conocimientos que el día de mañana utilizaremos para apoyar otros nuevos que vengan.

Elo no se esperaba los resultados obtenidos y menos que no tuviésemos dificultad de reconocer los tornillos que faltaban cuando era el caso. Tod@s respondimos con coherencia y la actividad nos resultó la mar de entretenida. Segurísimo que repetimos con otros juegos parecidos.


Por último, la semana terminó con una fiesta estupenda en la que nos acompañaron algunas de las personas que más nos quieren. Nos lo pasamos genial.

 Y todo amenizado con la mejor música, nuestra música, la del SUR.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...