Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... CHOCOLATE CON CHURROS

¡¡¡Hola papis y mamis!!!

Ayer os propusimos un juego, que vierais las fotos primero y comentarais, en la sección de comentarios (más abajo), lo que creíais que habíamos estado haciendo estas dos semanas. Pero creemos que os ha dado un poco de vergüenza, porque verlo, sabemos que lo habéis visto. 

Os invitamos a realizar este tipo de juegos porque es una forma divertida de saber si os gusta lo que veis, las actividades que realizamos, lo bien que lo hacemos... Porque vuestra opinión es muy importante para nosotr@s, ya que también sois un agente muy importante dentro de nuestra pequeña comunidad educativa. Y además, porque no decirlo, a nosotr@s nos gusta escucharos decir lo content@s que estáis  con nuestros avances.

Seguro que el juego sale mejor la próxima vez. Porque habrá próxima vez, que nosotr@s no nos cansamos.

Bueno pues os vamos a contar qué hemos hecho durante estas dos semanas pasadas. Las impresiones que hemos tenido y lo bien que lo hemos pasado.


Como siempre hemos realizado juegos con bandejas sensoriales. Nuestra concentración, con respecto a este tipo de actividades, va en aumento. Esto lo podréis comprobar dentro de dos semanas cuando visionéis el vídeo de evaluación. 


Como podéis ver en las fotos, un día Alicia nos presentó unos corchos y unos tubos para que jugaramos (juego heurístico). Resulta que esto nos resultó muy chocante y estimulante a la vez. Nosotr@s estábamos acostumbrados a jugar con contenedores y nos pasábamos los minutos y los minutos metiendo y sacando cosas de estos. Pero claro, en esta ocasión no era así. Corcho que metíamos en el tubo, corcho que salía por debajo.... ¿será por el agujero que hay abajo? ¡¡Qué descontrol!!


Una de los conocimientos que hemos adquirido, gracias al Otoño, es que las hojas se caen de los árboles al suelo y que el viento sopla y las mueve. Así que un día decidimos jugar con nuestras hojas y hacer reír a Lolo dejando caer las hojas sobre él, para imitar al Otoño. Fue divertidísimo y nos ayudó a asimilar y dejar grabados en nuestras mentes estos conceptos. En casa lo podréis comprobar si nos preguntáis 

En Otoño, ¿las hojas se caen al.....?


Otro día intentamos pintar las hojas del Otoño en un mural y Alicia nos propuso hacerlas con nuestras manos estampadas. Ese día parece ser que no estábamos del todo por la labor y tuvimos que dejar la actividad para más adelante. Lo podréis ver más abajo.

Y es que hay días en los que no nos apetece realizar algunas actividades. Esto es normal. Alicia dice que lo mejor es respetar las opiniones y sentimientos de cada un@, porque si no es así, el aprendizaje no se dará y la actividad habrá caído en saco roto.


Pero al día siguiente nuestro temperamento cambió. A lo mejor es que no nos queríamos manchar las manos y nos apetecía más pintar con una "herramienta". Como en este día. 

Alicia nos ofreció un bastoncillo de limpiar las orejas y unos tarritos con unas boquillas pequeñas.¡¡ Ayyyy, esta Alicia...!! Decía que quería comprobar como andaba nuestra coordinación oculo-manual. Pues resulta que no nos tenemos que preocupar de nada, que la tenemos fenomenal. Hasta la más pequeña de nosotr@s era capaz de ensartar el bastoncillo dentro del bote para recoger más pintura.

Hicimos unas obras de arte chulísimas, algo así como arte abstracto. Están colgadas en nuestra clase para que podamos admirar nuestra obra cada vez que nos apetezca. Recordad esto un día a la hora de la entrada o de la salida y dedicad unos minutitos a admirar nuestras obras.

¡¡Nuestra clase se va pareciendo más a una Galería de arte!!


Como ya sabéis, en nuestra Escuela se toman muy en serio atender a cada un@ de nosotr@s según su desarrollo madurativo, atendernos según nuestras necesidades. En las fotos de arriba podéis comprobar como cada un@ realizamos las bandejas sensoriales, con materiales diferentes, que nos permiten hacer diferentes actividades acordes a nuestro desarrollo.


En las fotos de arriba os mostramos momentos. Momentos de clase en los que nosotr@s mismos decidimos las actividades que queremos realizar. Solo hay una norma, para sacar un nuevo juguete hay que guardar el que esté fuera. De esta manera sentimos que nuestro aula siempre está recogida.


¿Recordáis que los gigantes fueron de excursión para aprender cosas sobre los camiones? Pues nosotr@s como buenos compañer@s les dijimos adiós desde la ventana. ¡¡Qué ilusión nos hizo!!


¡¡Hay que ver el juego que dan las conchas en el juego heurísitico!! ¿Sabíais que si chocáis dos, suenan? Pues nosotr@s lo descubrimos el otro día.


Sabéis que hemos tenido unos días muy malos esta semana pasada. Unos días de lluvia, viento y frío. Alicia dice que lo mejor que hay para hacerle frente a ese tipo de días es un chocolate bien calentito, y si está acompañado de unos churros, mejor que mejor.

Nos encantó la idea y fue un desayuno de lo más divertido y rico. Nos sentamos tod@s juntos a desayunar y estuvimos largo rato comiendo y charlando sobre lo caliente que estaba el chocolate, lo rico que estaban los churros, el frío que hacía en la calle, los abrigos que nos tenemos que poner para salir....


Y claro, no hay nada mejor que una chocolatada para relajar nuestro cuerpo e intentar realizar la actividad de estampación de manos. 

En esta ocasión fue todo un éxito. Nosotr@s mismos nos encargamos de pintar nuestras manos, de estamparlas en el mural y de limpiarlas con toallitas.¡¡Qué divertido!!

Esta vez no nos dio tanto reparo mancharnos las manos. Al revés, algun@s estábamos hasta encantad@s. 

Al final decidimos no hacer hojas del Otoño con el resultado, porque quedaba más bonito el mural expuesto en una de las paredes de nuestra clase.


¿Os acordáis de la cosa que pincha? ¿esa que apareció en nuestra clase? Bueno pues ya se ha secado. Cambió de color, del verde al marrón, y decidimos abrirla. ¿Y sabéis lo que había dentro? Castañas, tres castañas. Eran muy pequeñas y muy arrugadas pero se parecían a las que tenemos en nuestro rincón del Otoño. 

Aprendimos algo: Que las castañas se visten de pinchos para no ser comidas. 


Y el viernes fue el cumple de la más pequeña, de María. ¡¡Un añito ya!!

Para celebrarlo nos fuimos a la biblioteca para ver una obra de teatro, Caperucita roja. Nos encantó la obra y disfrutamos muchísimo con las voces de los títeres. 

Y la cumpleañera iba montada en su trono, en su carrito. Ella siempre está por el suelo correteando de un lado para otro, porque todavía no anda. Pero en esta ocasión, como Alicia no estaba (no sabemos dónde fue), era mejor que María estuviera sentada en su carrito, de esta manera no se perdería ninguna parte de la obra.


Después del teatro estábamos tan contentos que nos quedamos un rato jugando tod@s juntos en la biblioteca. 

Por hoy hemos terminado de contar nuestras historias, pero no olvidéis que el jueves que viene habrán más aventuras que relatar.

¡¡Ahhh!! Y nuestros amig@s, los gigantes, el martes que viene no podrán contaros todo lo que han hecho esta semana porque estarán de vacaciones. 

¡¡Hasta la semana que viene!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...