Gigantes

Futuros Gigantes

TRANSICIÓN DE LA COMIDA MOLIDA A ENTERA (SÓLIDA) EN LOS BEBÉS

Buenas tardes papis y mamis:

Nuestros futur@s gigantes poco a poco se van haciendo más grandes, más mayores, más madur@s y más autosuficientes. En esta entrada quiero comentaros algunas cuestiones sobre la transición que viven nuestros pequeñ@s cuando pasan de comer purés a comer la comida entera, aquí en la Escuela. 

Entendemos que hay cuestiones que hablamos con algun@s padres y madres y no tod@s os podéis hacer eco porque nuestros horarios no nos lo permiten. Por eso, he decido crear esta entrada y así, desde aquí, comentaros cómo lo hacemos nosotras dentro de la Escuela para que la transición de la que hablamos no sea frustrante para nuestr@s pequeños.

En primer lugar, quiero aclarar que esta entrada la escribimos desde el punto de vista de nuestra Escuela únicamente. Es decir, os vamos a comentar como lo hacemos aquí, con vuestr@s hij@s, pero no por ello es la única manera o la más verdadera. Por esta razón, os dejo dos artículos que os permitirán indagar un poco más en el asunto. Este primero habla de la alimentación complementaria y el segundo de "baby-led-wearing" , término que se utiliza para referirse a una sola transición, es decir, cuando se pasa directamente del biberón a la comida sólida.

Como siempre os digo, cada niñ@ es un mundo y cada niño tiene su propio nivel madurativo y, por ende, cada niño acepta las cosas de una manera. Por eso, lo ideal es intentarlo hacer con cada un@ cómo mejor le vaya viniendo, es decir, a demanda de nuestr@s pequeñ@s. Escuchándoles, observándoles.

Como ya sabéis, para nuestra Escuela es muy importante la comunicación con las familias, al igual que tanto una como la otra trabajemos al unísono. Es por eso que siempre os pedimos vuestra colaboración para que seamos uno solo. De esta forma conseguiremos que nuestr@s pequeñ@s no reciban dos órdenes o normas totalmente diferentes y eso les haga sentirse perdidos.

¿CÓMO LO HACEMOS?

1. Cuando son bebés: Para nosotr@s es muy importante que los niñ@s tengan el control de la cuchara desde la primera vez que comen en la Escuela. Siempre les damos a ell@s una cuchara y otra la utilizamos nosotras para darles de comer, si no son capaces todavía de controlar el movimiento de su brazo, o para apoyarles mientras comen, cuando son capaces de llevarse la cuchara a la boca. 

2. Cuando son bebés y han terminado de comer: Después de comer, siempre les damos un cuenco con una cuchara para que imiten lo que ven. A sus compañer@s o a alguna de nosotras que se ha puesto a comer con ell@s, para servir de modelo.

3. Transición: No hay un momento en el que se diga: "¡Ya!, ¡hoy comes sólido!". Es algo paulatino, algo que vamos viviendo poco a poco. Un día quiere pan, otro día nos damos cuenta de que podemos masticarlo todo (pero no queremos), nos han salido suficientes dientes... Hay muchos síntomas que nos hacen ir intentado de forma natural introducir la comida sólida en la alimentación de nuestros pequeñ@s.

4. ¿Cómo lo hacemos?: Una vez que ya comen sol@s y que tienen la autonomía suficiente para comerse el plato entero (sobre el año y medio) les ofrecemos diferentes tipos de comida, primero molida y después entera. 
Este periodo puede durar desde un día, dos semanas o cinco meses. Lo importante es no agobiarse. Debemos intentar ir introduciendo alimentos poco a poco. Pero eso sí, mucha variedad y permitiéndoles experimentar con los alimentos. Hoy lo espachurran y mañana lo comen :). Hay días que comen todo molido, otros lo comen todo sólido y otros que hacen un remix. Lo importante es que se sientan dueños de lo que comen y que eso les haga sentirse complet@s.


CONSEJOS

No hay que tener miedo, ni debemos estresarnos, ni tampoco frustrar a nuestr@s pequeñ@s porque de lo contrario conseguiremos que algo tan placentero como lo es el comer se convierta en una pesadilla.

Por otra parte, deberéis tener en cuenta que, es de lógica, que cuando se pasa de comer molido a entero se observe que el pequeñ@ come menos. Es normal, ahora tiene que masticar y eso cansa mucho. Además, la sensación de estar saciado es mayor. Es por eso y no porque "¡ay que ver qué este niñ@ ya no come igual!" que durante un tiempo notaréis una menor cantidad a comer por parte vuestros hij@s. 

Y, por último, recordad que comer entero les ayuda a fortalecer las encías y es beneficioso para sus dientes. Pero no nos obsesionemos, esta transición debe ser lo más natural posible. Esas verduras puede comérselas trituradas hasta los cinco años que no pasa nada, que siguen siendo igual de nutritivas.

Como dicen en los artículos que he puesto más arriba y como me decían unas profesoras del módulo de técnico superior "No conozco a ningún adulto que coma todo triturado". El momento siempre llega.

¿Y vosotr@s cómo lo hacéis en casa? ¿También les dejáis el plato y la cuchara después de comer para que experimenten? ¿Algún pequeñ@ hace la comida molida pero la cena es sólida?




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...