Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCOIRIS LLENO DE... CARNAVALES BIGOTUDOS

¡¡¡Hola papis y mamis!!!


La semana pasada fue super divertida ¡¡Estuvimos de carnaval!! y lo pasamos genial ¿Se puede pedir más? ¡¡Pues sí!! Que además de divertirnos, también aprendamos cosas nuevas. Y dicho y hecho. Así fue.

Todo este invierno hemos encontrado una gran motivación en nuestros amigos "Conejo naranja-orange" y "Conejo verde-green". Gracias a ellos hemos aprendido que es muy importante ponerse el abrigo, el gorro, la bufanda y los guantes en invierno. Ya que de no ser así, nos podríamos resfriar con tanto "fríiiio". 

Nosotr@s queremos mucho a nuestros amigos de aventuras y no hay asamblea en la que no le recordemos a Alicia que debemos vestir a nuestr@s amig@s. Por esta razón, Alicia nos comentó que si nos gustaría aprender más sobre ellos para así aprender a cuidarlos mejor. A nosotr@s nos encantó la idea y nos pusimos manos a la obra. Ya sabéis que cuando no sabemos algo, acudimos a nuestro ordenador para que él nos enseñe la información que necesitamos conocer. Así que buscamos unos cuantos vídeos en los que nos hablaban de cómo alimentar y cuidar a los conejos.



Cuando llegamos al día siguiente a la Escuela, Alicia nos dio una noticia increíble...

¡¡Un conejo iba a venir a visitarnos!!


Rápidamente nos pusimos manos a la obra para organizar nuestra clase, de forma que fuese lo más acogedora posible para nuestro nuevo amigo. Alicia nos trajo pienso de conejo y cogimos algo de heno de la paja que tenemos en nuestro hall. Queríamos poder ofrecerle una tapita a nuestro invitado.

Cuando llegó nuestro amigo Elo, que quiso acompañarnos en este momento tan emocionante para nosotr@s, nos explicó que debíamos hablar bajito, utilizar todo nuestro control para gestionar nuestra energía y sobre todo, no darle de comer a nuestro amigo.

Así fue como aprendimos que si no conoces a un animal es mejor no darle de comer, no vaya a ser que enferme. Resulta que los conejos tienen un estómago muy delicado y no pueden comer cualquier cosa. Ya después Alicia nos explicó que hay muchas cosas que no pueden comer, como las zanahorias.




Cuando nuestro amigo se fue decidimos ponerle la tapita a nuestros conejos, "naranja-orange" y "verde-green". A ellos sí que los conocemos y por eso podemos ponerles de comer. También les pusimos agua, pero preferimos bebérnosla nosotr@s.




Por supuesto, nos encantó tanto Blanquito, nuestro nuevo amigo, que no dejamos que se fuera solo a visitar las otras clases. Lo escoltamos para asegurarnos de que no le pasaba nada por el pasillo. Menos mal que nuestro amigo había traído su casa de viaje. Así es más fácil que llevarlo en brazos. ¡¡No se nos fuera a escapar!! Que tenía una familia que le esperaba en casa.

¡¡Muchas gracias por dejarle venir a la Escuela!!





Ahora que ya había venido nuestro amigo ya estábamos preparad@s para utilizar todos nuestros aprendizajes. Alicia nos mostró en la asamblea unas fotos muy divertidas de bebés conejos y vídeos de cómo se lavan ¡¡Utilizan la lengua!!

Después volvimos a recordar qué comían los conejos y decidimos darles de desayunar a nuestros amigos. Por cierto, qué memoria tenemos. No falló nadie en el juego que hicimos de reconocimiento del pienso y el heno.







Después mientras realizábamos una actividad en la que pintábamos caras de conejos, que ya os contaremos más adelante para qué son, tuvimos una grata sorpresa...

¡¡Los gigantes1 venían de visita!! 


No traían zanahoria para nuestros conejos. Nos pareció tan bonito el gesto que no nos atrevimos a decirles que las zanahorias podrían sentarle mal al estómago. Preferimos cortarles un cachito pequeño y darles a probar. Un bocadito no hace mal a nadie.



Después de realizar nuestra actividad tuvimos que limpiar nuestras mesas. Ya somos más mayores y parece que las responsabilidades también crecen.




Y por fin llegó el día:

¡¡Carnaval!!

Qué ilusión, qué nervios, qué emoción. Como escuchamos la charanga que había montada en la calle, por nuestros amig@s del colegio, decidimos montar la nuestra propia. Así que, pusimos música y ¡¡a bailar!! Por los pasillos, en la clase, en el hall... Por todas partes.


Y después de tanto ajetreo decidimos relajarnos. Teníamos que templar nuestros nervios porque volvíamos a tener visita. Nuestras familias venían a desayunar con nosotr@s.



¡¡Qué bien lo pasamos!! Y qué alegría da saber que siempre nos acompañaréis en nuestros momentos más felices. Muchas gracias por participar y por querernos tanto...

¡¡Sois geniales!!


La semana que viene volvemos a estar de fiesta. Esto es un no acabar ¡¡Yujuuuu!!

¡¡Hasta la semana que viene!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...