Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... ANDALUCES

¡¡Hola papis y mamis!!


La semana pasada fue muy ajetreada. Aprendimos una barbaridad de cosas, como que somos andaluces, que nuestra tierra se llama Andalucía y que los colores que nos caracterizan son el verde y el blanco. Además aprendimos que los productos que producen nuestr@s padres, con sus propias manos, están muy ricos y que somos la envidia (siempre sana) del mundo entero. Desayunar con los alimentos de nuestros campos es un lujo y por eso nos sentimos tan orgullos@s de ser andaluces.

Pero antes de comentaros nada, mejor empezamos por el principio. El lunes Alicia nos comentó que durante el fin de semana había llovido mucho, muchísimo. Nos preguntó que si habíamos observado los charcos que se habían creado en el suelo de la calle y que eso sucedía porque muchas gotas de agua, que habían caído, se habían reunido en un mismo lugar en el suelo. Como para que nosotr@s entendamos algo tenemos que verlo, decidimos traer nuestro ordenador a la asamblea. 

Estuvimos viendo unos vídeos muy divertidos de niñ@s saltando charcos y nos dimos cuenta de que todos llevaban protegidos los pies para no mojarse los pies y resfriarse. Levaban botas de agua.



Nosotr@s también queríamos saltar charcos. Con la ayuda de Alicia y Carmen preparamos uno de color azul, así las huellas de nuestros pies se podrían quedar dibujadas en un camino ¡Qué divertido! ¿no? Gracias a esta actividad aprendimos que debemos de tener mucho cuidado cuando pisamos un charco, pues podemos resbalarnos. 



Al día siguiente nuestro aula se llenó de ricos alimentos. Apareció un rincón nuevo, dónde antes estaba la casita, y nos pareció de lo más motivante. Resulta que los colores verde y blanco aparecían por todas partes. En el rincón, además de encontrar ricos manjares de nuestra tierra, también habían dos bandejas sensoriales muy atractivas. Una con letras de color verde y otra con azúcar de color blanca. En un primer momento, Alicia pretendía que tocásemos los productos y que sintiésemos las texturas, pero como estamos tan acostumbrad@s a trasvasar se nos ocurrió coger una cuchara y ponernos manos a la obra de una bandeja a otra.

Alicia siempre nos dice que nosotr@s mism@s creamos muchas de nuestras actividades. Por eso, nos ofreció un cuenco y nos dijo que podríamos probar a trasvasar allí las cucharadas y a mezclar las dos texturas de las bandejas. De esta forma crearíamos pociones andaluzas.




Mientras algun@s creábamos pociones andaluzas, otr@s jugábamos un ratito al ordenador.



Y otr@s pintábamos en la ventana. Ya sabéis que esta actividad nos encanta. Alicia dice que este tipo de actividades simultáneas dentro de un mismo espacio suele darse en la clase de los gigantes. Pero parece que nosotr@s ya vamos apuntando maneras.

El momento lo creamos nosotr@s y Alicia y Carmen solo nos disponen los materiales de las actividades que vamos inventando entre tod@s.



Ese mismo día, después de la asamblea, decidimos hablar sobre los alimentos que cada un@ de nosotr@s habíamos traído de casa. Desde aquí agradecemos a nuestras familias todo vuestro apoyo. Gracias a vosotr@s la semana pasada fue muyyy deliciosa.

Nos dimos cuenta de que ya conocíamos el nombre de todos los productos. Algunos nos los sabíamos demasiado bien jejeje, como el jamón o el chorizo ¡¡Se nota que somos de sierra!! Estuvimos probando los sabores de todos los productos y el aceite nos pareció agua, pero de color amarillo. Alicia nos decía que el aceite era más denso, pero a nosotr@s nos parece un líquido igualmente.


Alicia nos propuso pintar la bandera de Andalucía con tomates ¿A que os parece de lo más divertido? Pues a muchos de nosotr@s no jejeje Resulta que no nos gusta mucho eso de mancharnos ¡¡Y sigue sin gustarnos!! Por más actividades que hacemos para ponernos de pintura hasta arriba, no cuela. Aun así parece que Ali no piensa rendirse.

A los que no nos gusta pintar, sin embargo, nos encanta admirar cómo lo hacen nuestros compañer@s. Alicia nos ha comentado que poco a poco. Que cada un@ de nosotr@s tiene su ritmo y que no pasa nada, que lo importante no es pintar algo, sino disfrutar de el momento junt@s y quedarnos con algún aprendizaje.



Al día siguiente parece que algo nos cambió el chip. Alicia nos propuso una actividad más divertida todavía. Pegar hojas de espinacas en nuestra bandera de Andalucía. Mientras un@s extendíamos el pegamento, otr@s pegarían las hojas.

No sabemos qué pasó, no entendemos qué milagro se produjo, que much@s de los que no nos gusta mancharnos, estábamos encantad@s con la actividad. Como A. y M. que son unos pegadores profesionales.


Después de jugar, nos tocó recoger. No sin antes haberle dejado una tapita de espinacas a nuestros amigos, los conejos. Ya aprendimos la semana anterior que comen verdura.


Al final, nuestro esfuerzo fue recompensado y al final de la semana teníamos un rincón de Andalucía precioso.




Menos mal, que durante toda la semana estuvimos reponiendo fuerzas durante el desayuno. Es entonces cuando sacábamos nuestros productos de la tierra y nos preparábamos unas buenas tapas o bocadillos que le quitaban el sentido a cualquiera

¿No podemos festejar el Día de Andalucía siempre?




El último día ya sabéis que fue espectacular. No tenemos muchas fotos porque nosotr@s somos muy de disfrutar sin cámaras de por medio. Pero os podemos contar que lo pasamos genial, que vinimos tod@s muy guap@s vestidos y que nuestras familias se acercaron a la Escuela para compartir, con nosotr@s, un desayuno andaluz en el que lo pasamos pipa. No faltó el himno, las sevillanas y las palmas. Y eso no lo olvidaremos nunca. Porque son este tipo de actividades las que crean en nosotr@s imágenes del recuerdo. Son estos días, a vuestro lado, los que recordaremos toda la vida.




¡¡La semana que viene ya nos toca descansar!!





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...