Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... SOMBRAS

¡¡¡Hola papis y mamis!!!

En primer lugar, nos queremos disculpar por no haberos escrito ayer. Pero Alicia estaba malita y no tenía fuerza para escribir nuestros pensamientos.

Y en segundo lugar, queremos hablaros de todo lo que hicimos la semana pasada. Como siempre, fue una semana muy divertida, en la que realizamos muchas actividades. Y muchas de ellas, las inventamos nosotr@s mismos. Pero empecemos por el principio...

El lunes, cuando empezó la asamblea, Alicia nos enseñó algo. Una caja. Decía que la había traído nuestro amigo, A, de la clase de l@s gigantes. Nos invitó a abrirla, pero tanta intriga nos asustaba un poco. Alicia nos recordó que Max, a sus monstruos, siempre les dice ¡¡QUIETOS!! Así que se lo dijimos y abrimos la caja. 


¡¡QUÉ SORPRESA!!

Unos pollos habían venido a clase a visitarnos. Pero qué afortunad@s somos. Estuvimos un rato jugando con ellos y correteando por la clase. Son muy graciosos y valientes estos pollos, porque son más pequeños que nosotr@s y aun así juegan a nuestro lado sin asustarse. 

Una vez que ya hubimos disfrutado de ellos, Alicia nos dijo que debíamos dejarlos marchar a la clase de l@s gigantes, porque allí les esperaba una casa que les habían preparado.



Después de tanta emoción, con nuestros amigos los pollos, nos vino estupendamente relajarnos jugando con una bandeja sensorial. Esta vez contenía muchos objetos del nuevo color que estamos aprendiendo, el verde-green.



Muchas veces no nos da tiempo a contaros todas las cosas que hacemos en la Escuela. De vez en cuando os lo enseñamos en alguna foto. Pero queremos que sepáis que en la Escuela leemos mucho. A veces, en grupo. Otras veces, en bajito. Y otras muchas veces, sol@s.


Resulta que uno de los días de la semana pasada nos apetecía salir al patio y Alicia nos dijo que podíamos coger nuestros juguetes de la cocinita y unas hojas secas que teníamos del Otoño y cocinarlas al solito.

Resulta que nos llamó mucho la atención una cosa. Las hojas de la primavera son verdes-green, mientras que las del Otoño son marrones-brown y muy fáciles de romper. Alicia, cuando se lo decimos, nos dice: "¡¡Qué cosas tiene esta naturaleza!!

Pues cocinando, cocinando, nos pasó una cosa muy curiosa. En las paredes y en el suelo había unos niñ@s oscuros que nos perseguían allá dónde íbamos ¡¡Qué barbaridad!! Y resulta que si nos acercábamos a la pared la silueta cada vez se parecía más a nosotr@s.

Se lo dijimos a Alicia y ella nos dijo que a esas personitas se les llama "sombra" y que cuando el sol sale a saludarnos, nos brinda con un amigo (la sombra) que nos acompaña a todas partes. Fue muy divertido encontrarnos y comunicarnos con ellas a través de nuestros movimientos.


Como nos llamaban tanto la atención decidimos dibujarlas en un papel grande con la ayuda de Alicia. Así podríamos verlas también dentro de nuestra clase, donde no hay sol.


Al día siguiente las pintamos con unas ceras blandas de color negro-black para que se parecieran a las verdaderas. Pero de esta actividad no tenemos fotos. Lo sentimos.

Es que hay veces que estamos tan inmersos en nuestras cosas que se nos olvida la cámara....


La primavera es tiempo de flores, de colores y de alegría. Y nuestra clase se llenó de todo eso un día de la semana pasada. Resulta que nuestras encantadoras familias nos regalaron flores para que las compartiésemos con nuestros amig@s. Y recopilamos muchas. Gracias a ellas estamos aprendiendo que las flores beben agua (esto ya lo sabíamos, pero tenemos que afianzar conocimientos), que tienen pétalos, hojas, raíces y, algo mucho más difícil de decir, estambres.

Como nos caracterizamos por ser unos buen@s anfitriones decidimos ir al único sitio en el que encontraríamos recipientes perfectos para que nuestras nuevas invitadas pudiesen beber agua siempre que quisieran, la cocina.

Allí encontramos unas jarras que nos vendrían bien...


Ahora solo teníamos que pensar un lugar en el que pudiésemos encontrar agua para llenar nuestras jarras. Se nos ocurrió que los grifos de nuestro cuarto de baño era el sitio perfecto.


Y con tanta emoción, cuando ya teníamos una jarra llena, un amigo la cayó sin querer. Es que hay veces que nuestras emociones nos hacen hacer cosas que no queremos. Alicia dijo que estas cosas pasan y que si queremos remediar lo ocurrido lo mejor es ponerse manos a la obra y así todos content@s. Así que Alicia con una fregona y nuestro amigo con otra, recogieron el agua. Al terminar, tod@s les dimos las gracias a nuestro amigo y a Alicia. Gracias a que recogieron el agua del suelo, no nos íbamos a resbalar y a caer después. 


Por cierto, ¿Os hemos contado que ya comemos sol@s totalmente? Sí, sí. Y nuestra amiga E. ya quiere comer con nosotr@s. 

Estas cosas os las explicamos en el primer trimestre, pero como hay much@s amig@s nuevos no está de más que lo recordemos:

Cuando empezamos a venir a la Escuela hay cosas que nos cuestan un poco hacer. Esto es normal: estamos rodeados de nuevos amigos, de nuevos juguetes y de nuevos espacios. Esto para niños de nuestra edad es un cambio al que debemos de acostumbrarnos. Por eso, se nos respeta y se nos anima a hacer solo hasta donde podamos o hasta donde queramos poder. Esta libertad nos permite sentirnos confiad@s y nos motiva a querer hacer las mismas cosas que vemos que hacen nuestros compañer@s.

.... ¡¡¡Y así fue como E., en pocos días, empezó a comer!!!


Y para despedirnos os dejamos con una bonita imagen. La de P un gigantes y D, su hermano, un futuro gigante. Todos los días, al recogernos del patio para ir al comer, P. acompaña a su hermano a clase y le da un beso de despedida. 

¡¡UN OLÉ POR LOS HERMAN@S MAYORES!!


¡¡¡Hasta la semana que viene!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...