Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... ESPINACAS

¡¡Hola papis y mamis!!

¿Sabéis qué? ¡¡Por fin ha llegado el otoño!! Y viene cargado de días de lluvia. Así que no olvidéis que tenéis que estar muy atent@s a las nubes del cielo para saber si tenéis que sacar a la calle vuestros paraguas. 

En esta entrada os vamos a mostrar todo lo que hemos hecho durante la semana pasada. Hemos descubierto que la lluvia nos avisa de que el otoño viene a visitarnos, hemos pintado con gotas de lluvia, hemos saboreado los frutos del otoño, hemos hecho experimentos para saber por qué las hojas en otoño tornan sus colores, hemos fabricado un cuaderno para coleccionar todas las hojas del otoño que nos encontremos y, lo más importante de la semana, hemos disfrutado de un paseo por nuestro bello pueblo para recoger hojas que expondremos en rincón del otoño.

Pero antes, tenemos que deciros que la semana pasada no fue fácil. Ya sabéis que a nosotr@s nos encanta salir a nuestro patio a disfrutar del aire libre y desfogar toda nuestra energía. A veces, esto no es posible, porque llueve y el patio se moja. Y además los cambios de estación nos ponen algo nervios@s. Todo ello, hizo que nos encontrásemos algo agitad@s. Por suerte, a Alicia y a Amanda se les ocurrieron actividades que nos ayudarían a canalizar toda esa energía que se nos acumula si no podemos correr y a lo largo de la semana fuimos notando que nuestros cuerpos se relajaban. 

Y ahora pasamos a comentaros cómo fue nuestra semana:

El lunes, cuando llegamos a la Escuela, nos dimos cuenta de que estaba lloviendo. Algun@s traíamos en nuestros píes botas de agua, otr@s veníamos protegidos con chubasqueros y una amiga se trajo un paraguas ¡¡Un paraguas!! ¿Puede haber algo más chulo? ¿Sabéis lo que mola un aparato de esos?




En la asamblea no podíamos hablar de otra cosa, en la calle estaba lloviendo. En nuestro rincón de la asamblea tenemos unas ventanas que nos permiten saber qué pasa en todo momento en el exterior y no podíamos dejar de levantarnos para ver la lluvia ¡¡La lluvia!!

Alicia nos anunció lo que algun@s ya sabíamos ¡El otoño había llegado!

Algun@s de nosotr@s, los que el año pasado fuimos #futurosgigantes, aprendimos muchas cosas sobre esta estación del año. Así que les explicamos a nuestr@s compañer@s que el Otoño ya estaba aquí. Les cantamos la canción del otoño y les comentamos que, en otoño, el viento sopla fuerte y se escucha en tus oídos, que las hojas de los árboles se caen de las copas de los árboles al suelo y que llueve y esa lluvia son gotas de agua que caen de las nubes (que están en el cielo) al suelo (de arriba a abajo). Y esas gotas cuando se acumulan en el suelo forman charcos.

Después decidimos que sería buena idea salir al pasillo para mirar por los ventanales cómo la lluvia caía de las nubes al suelo de nuestro patio. Alicia nos dijo que podíamos recoger gotas de lluvia y utilizarlas para pintar un mural de lluvia para nuestro rincón del otoño. Al salir, nuestra amiga A. nos invitó a utilizar su paraguas para no mojarnos cuando saliéramos al patio.

¡Qué ilusión nos hizo! Salir con el paraguas y escuchar las gotas de agua chocar contra la tela del paraguas ¡¡Estábamos protegid@s!! Y qué risa cuando Alicia salió al patio con nuestra amiga C. para ayudarle a llevar el paraguas. Se mojó un poco.




Para recoger las gotas de agua de la lluvia utilizamos un cuenco grande que después llevamos dentro de clase. Queríamos representar la lluvia en un mural. 

Alicia nos enseñó a pintar la lluvia, de arriba para abajo, Después compartimos el cuenco de gotas de lluvia y nos relajamos pintando mientras escuchábamos música.



Aquel lunes tuvimos la suerte de celebrar el cumpleaños de nuestra amiga E. ¡¡Tarta y chuches!! El día estaba saliendo redondo.

Ya os hemos dicho que el otoño llegó. Así que el martes decidimos llevar a la Escuela frutos secos y frutas que se recolectan en otoño: naranjas, manzanas, granadas, uvas, castañas, nueces, avellanas, bellotas... En la asamblea estuvimos probando todos estos frutos. Y la verdad, es que es muy reconfortante sentarte a charlar mientras comes en compañía de tus amig@s. Nos gustó mucho la experiencia. Seguro que repetimos.

Desde entonces, cada día. Alicia y Amanda nos preparan una fruta (la pelan y la cortan a cachitos) y la dejan en el rincón del otoño para que nosotr@s podamos, libremente, probarla a lo largo de la mañana. 

Las uvas se nos han acabado y nos queda muy poquitas avellanas y granadas. Así que si alguien se ofrece a traernos más, nosotr@s encantad@s (Jijijiji)




El miércoles estuvimos jugando a que llovía y que teníamos que encontrar escondrijos por la Escuela para resguardarnos de la lluvia y del frío ¡Qué bien lo pasamos! Corriendo por los pasillos, metiéndonos entre los carritos de nuestr@s amig@s l@s futur@s gigantes, saltando charcos, cantando a pleno pulmón por toda la Escuela.... Pero, nos dimos cuenta de algo ¡¡Nos faltaba un paraguas!!

En clase no teníamos. En los pasillos tampoco había. En el patio no había ni rastro de paraguas alguno. Decidimos ir a clase de l@s futuros gigantes y preguntar. Ello nos dijeron que no tenían pero al salir nos dimos cuenta de que su perchero estaba lleno de paraguas  ¡¡Bingo!!




¿A lo mejor l@s futuros gigantes nos dijeron que no tenían paraguas porque nosotr@s hablábamos muy alto y corríamos mucho y perturbábamos su tranquilidad? Eso fue lo que nos preguntó Alicia. Nos dijo que hay veces en las que sin darnos cuenta nuestro cuerpo se agita y que en esos casos es importante relajarnos. Así que decidimos ver una peli para tranquilizarnos.

Alicia dice que hay ocasiones en la que nos es difícil relajarnos sol@s. En estos casos, es conveniente pedirle ayuda a un amig@. Ell@s siempre van a estar dispuestos a echarnos una mano. Cómo cuando D y G ayudaron a I haciéndoles cosquillitas en su mano. 



El jueves, unas preguntas se asomaron en nuestra asamblea ¿Pero por qué las hojas se ponen de color amarillo, rojo, marrón y naranja en otoño y se caen al suelo? ¿Es que hay hojas que son de color verde y luego cambian de color? ¿Es que son distintas hojas? ¿Es que hay duendes que por las noches les cambian las hojas a los árboles?

Alicia y Amanda nos dijeron que para saberlo deberíamos hacer un experimento. Para el que utilizamos hojas de espinacas, alcohol y papel de filtro. Queríamos saber qué estaba ocurriendo con el otoño. 




No nos lo esperábamos, pero nuestra amiga Sandra vino a hacernos una visita para animarnos con nuestra investigación. Estuvimos machando hojas de espinacas para averiguar qué es lo que tenían dentro. A lo mejor nos encontrábamos que por dentro tenían otros colores. Pero no, seguían siendo verdes.

Alicia y Amanda nos dijeron que podíamos utilizar alcohol para remojar las hojas ¿A lo mejor así aparecerían esos colores que buscábamos? Decidimos poner un papel blanco para ver mejor los colores y dejar reposar nuestro experimento.

A la mañana siguiente Alicia nos comentó que había buscado información sobre el tema y había estado leyendo mucho para aprender. Nos dijo que gracias a nuestro experimento había llegado a la respuesta que buscábamos. 

Las hojas esconden muchos colores en su interior. Algunas son amarillas, otras marrones, otras rojas y naranjas y, otras muchas, rojas y amarillas. Todas ellas tienen también el color verde porque el sol activa una cosa en su interior que se llama clorofila. Esta clorofila es muy pretenciosa y por eso predomina el color verde. Pero cuando el sol se esconde porque llegan las lluvias la clorofila también lo hace y por eso los otros colores, que están dentro de la hoja, se dejan ver y saludan al otoño.

¡¡Qué divertido fue aprender la palabra clorofila!! Ofila, clofila, fila, chofila...



Cómo habíamos aprendido mucho sobre las hojas del otoño se nos ocurrió que podríamos salir a la calle a dar un paseo y recoger hojas para guardarlas en nuestro rincón del otoño y aprender más sobre ellas.

Lo pasamos genial y además nos acompañaron la mama de J y el papá de M. A. Y para que estuviésemos bien protegid@s y no corriésemos ningún riesgo, nos acompañó también la Policía Municipal ¡¡Muchas gracias por toda vuestra atención!!




Ya solo nos queda contaros lo que hicimos en cada rincón la semana pasada:

  • Rincón del arte: Fabricamos unos álbumes para coleccionar las hojas del otoño, que darán mucho que hablar.
  • Rincón de las nuevas tecnologías: Visualizamos vídeos del otoño.
  • Rincón lógico-matemático: Hicimos hileras grandes y pequeñas.
  • Rincón de los coches: Estuvimos jugando con los coches.





Y con esta imagen tan divertida de la sopa calentita del viernes os decimos:

¡¡Hasta la semana que viene!!


No olvidéis que nuestro blog se alimenta de vuestros comentarios y que, si os animáis, nos encantaría responder a vuestras preguntas.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...