Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... OTOÑO

¡¡Hola papás y mamas!!

¡¡Aquí estamos de nuevo, como todas las semanas!! Y ésta vez, os vamos a contar y mostrar nuevas experiencias que nos han sorprendido muchísimo.

La semana empezó con muchas sorpresas. El lunes, Elo nos abrió la puerta de clase y nos dijo que en en vez de mirar a la calle por la ventana de la asamblea sería más divertido si salíamos al pasillo y mirábamos por los ventanales que dan al patio del recreo ¡Ahora entendemos porque nuestra seño nos dijo que trajésemos los paraguas!

¡¡Estaba lloviendo!!

Elo nos explicó que la lluvia es agua que cae del cielo y cuando llega al suelo, si no tenemos nada que nos proteja, nos moja las cabezas. Por eso, es importante tener a mano los paraguas. Y como podéis observar, tenemos un surtido la mar de bonito. Para que cuando vuelva a llover, estaremos preparad@s y podremos salir al patio a sentir cómo nos cae la lluvia ¡Elo dice que es una sensación fantástica!

Aunque lo más divertido fue cantar y bailar bajo la lluvia. Al abrir los paraguas, fue toda una fiesta. 

No pudimos salir al patio porque, según Elo, llovía demasiado fuerte. Pero nos prometió que un día en el que la lluvia fuese más débil saldríamos tod@s para jugar con los paraguas.

¡¡¡Cuidado, cuidado... que llueve!!!





Y como nuestra curiosidad siempre va más allá, le preguntamos a Elo que por qué no cantábamos la canción del sol que tanto nos gusta. Su respuesta fue que en esta ocasión el sol estaba dormido y no podíamos cantar su canción porque lo podíamos despertar y necesitaba descansar de todo el trabajo que había realizado en la estación del verano. Por eso, ahora en estos días, semanas y meses seguramente tendremos que cantar canciones de lluvia, de viento, de frío... porque ha llegado a nuestro pueblo una nueva estación...
EL OTOÑO

¡¡¡Ufff!!! ¿Qué es eso?

Elo nos dijo que es un periodo del año en el que el cielo se cubre de nubes (como las que tenemos en nuestra aula), llueve, hace un poquito de frío, los árboles dejan caer sus hojas y del bosque recolectamos  muchos frutos. Como granadas, castañas, nueces, almendras...








Gracias al juego heurístico y las bandejas sensoriales podemos descubrir todas las sensaciones que nos ofrece esta estación del año. Hemos descubierto que no solo podemos sentir la lluvia o el frío, sino que incluso podemos saber qué texturas tienen las hojas y a que saben los frutos.




En los ratos en los que el otoño se escondía un poco, Elo nos tenía preparado unos juegos muy divertidos y coloridos. Ahora podemos disfrutar de un nuevo espacio, en la clase, en el que aprender colores, formas, tamaños... le hemos llamado el espacio Lógico-matemático. 





Y cada día crece más y más...



Por cierto, tenemos una nueva compi en clase. Se llama J... y es una niña muy simpática a la que le encanta venir a jugar con nosotr@s. La semana que viene os pondremos fotos para que veáis lo bien que se ha integrado. 

¡¡Hasta la semana que viene!!





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...