Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... BIZCOCHO

¡¡Hola papis y mamis!!

Ya os comentamos en la entrada anterior que estábamos conociendo a las familias de nuestr@s compañer@s. Resulta que este tipo de proyectos nos ayudan a sentirnos más cómodos en la Escuela y a desarrollar nuestras habilidades sociales. Tenemos que hablar en público sobre nuestros papás, tenemos que explicarles a nuestros compañer@s quiénes son las personas que aparecen en las fotos y, lo más importante, nuestros amig@s nos hacen sentirnos importantes porque quieren escucharnos y se interesan por nuestras vidas ¡¡Es todo un regalo el sentirnos tan bien!!

Durante la semana pasada en nuestras asambleas hemos hablado de todo. De quiénes son nuestros padres, madres, tíos, abuelas, amigos, primas.... Bueno ha sido un no parar. Y todo ha sido posible gracias a todas las fotos que nos habéis enviado. Gracias a vuestra participación nuestro aprendizaje se ve beneficiado.




Ya os comentamos, la semana pasada, que nuestro conocimiento de las rutinas es mayor y que eso hace que poco a poco podamos ir abriendo nuevos frentes para adquirir conocimientos. La semana pasada probamos a aprender, por grupos, en los rincones de nuestra clase ¡¡Y fue genial!!

Os explicamos. ¿Recordáis que hemos dividido nuestro grupo de amig@s en equipos? Hay cuatro equipos: el rojo, el amarillo, el azul y el verde. De esta forma cuando trabajamos por equipos Alicia y Amanda pueden dedicarnos más tiempo a cada un@ de nosotr@s. Pues cada día de la semana, durante unos minutos, cada equipo debe de visitar un rincón. Como somos cuatro equipos, necesitamos cuatro días para visitar los cuatro rincones que se hayan establecido.

La semana pasada se nos presentaron estos cuatro rincones:

- Rincón de las nuevas tecnologías: Dónde podíamos hacer música gracias a una app que nos permitía que los dibujos que creásemos en la pantalla de una tablet se convirtiesen en música. Aunque si nos cansábamos de tocar también podíamos o jugar con el ordenador o hacer música en vivo y en directo con nuestros instrumentos.

- Rincón de la casita: En este rincón podíamos visionar las fotos de nuestras familias y charlas con nuestros amig@s de ellas mientras degustábamos un té con pasteles ¡¡Qué relajante!!

- Rincón logico-matemático: Gracias al método de las regletas hemos podido representar los conceptos "grande" y "pequeño" ¡¡Lo hemos pasado genial!!

- Rincón del arte: En este rincón se nos invitaba a hacer un dibujo de nuestras familias ¡¡Qué guay!!











Antes de realizar las sesiones de los rincones nos gusta hacer una actividad conjunta o en grupos de siete. La semana pasada casi todas estuvieron dedicadas a la familia. Os recordamos que estábamos sumergidos en el proyecto "¿Y tú de quién eres?"

El lunes en nuestra sesión de psicomotricidad estuvimos soltando toda nuestra energía con cajas y latas de leche ¡¡Qué bien lo pasamos!! Apilamos las latas, hicimos torres, las usamos de tambores, utilizamos las cajas como coches, estuvimos invitando a nuestros amig@s a montar,... solo se escuchaban risas y más risas.



El martes, sin embargo, nos tocaba hacer una actividad más relajada. Estuvimos pintando palos de helados que, después nos sirvieron para hacer algo muy especial. ¿Os acordáis de los dibujos de nuestras familias que realizamos en el rincón del arte? Pues con estos dos palos que pintamos de rojo-red les hicimos un tejado a nuestros dibujos. Recordad que todas las familias viven en casas.




El miércoles estuvimos trabajando nuestras sensaciones gracias a unas bandejas sensoriales que contenían pan rallado. En un primer lugar Alicia y Amanda nos pidieron, a cada grupo, que representáramos a nuestras familias en el pan rallado ¡¡Qué divertido!! Y relajante también.

Algun@s decíamos "¡Éste es mi papá!", otr@s "¡Ésta es mi mamá!" y otr@s "¡Ésta es mi tortuga!" Nos encantó la sensación. Además podíamos borrar lo que hacíamos y volverlo a dibujar.

Después, cuando ya nos cansamos, Alicia y Amanda nos dieron unas cucharas y unos cuencos para que nuestra atención se volviese a reconducir. Al final, conseguimos pasar un buen rato relajad@s y disfrutar de escuchar música tranquila mientras hacíamos la actividad.



El jueves en nuestra asamblea se nos ocurrió algo. Tanto hablar de nuestras familias nos dio que pensar. Nuestras familias siempre nos apoyan, están ahí cuando nos duele la barriga o cuando nos caemos en el parque. Nunca nos dejan sol@s y si nos da por llorar siempre tienen un abrazo o un beso para darnos y reconfortarnos. Necesitábamos decirles que los queríamos. Pero claro, a nosotr@s no somos muy dados a decirlo con palabras, preferimos los hechos. Por ejemplo una caricia, un beso, una flor, una sonrisa.... ¿Y una chuche? Chuches no sabemos hacer. 

Alicia nos dijo que ella sabía hacer bizcochos. Que si queríamos podría ayudarnos a hacer uno para nuestras familias y que así pudiéramos agradecerles todo lo que hacían por nosotr@s.

Así que el jueves nos pusimos a investigar. Nos pusimos un vídeo-tutorial de cómo se hace un bizcocho. Gracias al cual pudimos saber qué ingredientes necesitábamos y qué pasos debíamos seguir. Menos mal que Alicia sabe dibujar y escribir... porque aprenderlos todos de memoria...


Al día siguiente ya teníamos todos los ingredientes que necesitábamos en la Escuela. Íbamos a hacer un bizcocho de nueces y calabaza. No nos preguntéis por qué, eso se le ocurrió a Alicia y nos dijo que ya nos contaría por qué.

Ya solo nos quedaba recordar los ingredientes que debíamos utilizar y ponernos manos a la obra.


Cada un@ nos encargábamos de una cosa. Un@s aireábamos la harina, otr@s partíamos las nueces, otr@s las machacábamos, un@s pocos rallábamos la calabaza, otr@s amasábamos. Y así fue como hicimos la masa del bizcocho. 


Pero claro, la masa no era a lo que nosotr@s le llamamos bizcocho o, por lo menos, lo que nosotr@s conocemos como tal. Alicia nos dijo que nos faltaba lo más importante ¡¡un horno!! Menos mal que la mamá de M. (Nuestras familias siempre al rescate) estaba al corriente de todo y nos dejó su horno para que nuestro bizcocho apareciera.

¡¡Y apareció!! ...Y estaba caliente
(Y algo crudo)



¿Qué os pareció el bizcocho? ¿Estaba rico? ¿Sabía a amor? Porque le pusimos mucho. Esperamos que os haya gustado tanto como a nosotr@s poderos demostrar lo que os queremos. Nos encantaría escuchar vuestras críticas culinarias para que lo podamos leer en nuestras asambleas.

Hasta la semana que viene. Os dejamos con esta foto que nos demuestra lo importante que es esforzarnos cada día para conseguir lo que nos propongamos. 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...