Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... CORTINAS

¡¡Hola papis y mamis!!

Esta semana tenemos muchas cosas que contaros. Nuestro ritmo de actividades didácticas va aumentando a medida que nos encontramos más identificad@s con nuestro grupo-clase y estamos deseando que conozcáis todo lo hemos hecho. Aunque ya sabéis que ahora mismo es un "no parar". Nuestros tiempos de atención todavía son muy cortos y demandamos una actividad distinta cada poco.

Cuando entramos a la Escuela siempre tenemos alguna actividad que nos está esperando para darnos la bienvenida. Jugar con las construcciones, con los animales, en el rincón de plástica o en el rincón logico-matemático.


A medida que vamos identificando esta rutina, de entrar y jugar con los amig@s, nosotr@s encontramos que nuestro cuerpo está más relajado. Es decir, identificamos que al entrar en la Escuela nos esperan juegos que estimulan nuestra imaginación, a la par que nos relajan y nos preparan para el siguiente momento del día, la asamblea.

Las asambleas cada vez van siendo más largas y nos cuesta mucho menos esperar el turno para hablar. Alicia dice que es muy importante escuchar a nuestr@s compañer@s. Tod@s queremos decir cosas interesantes y dar nuestra opinión, pero si queremos que nos escuchen nosotr@s debemos hacer lo mismo. 

En las asambleas hablamos muy poquito. Nos cuesta mucho expresar nuestros pensamientos porque sentimos vergüenza. Alicia nos ha comentado que al principio es normal que sintamos eso a lo que ella llama vergüenza. En el futuro realizaremos muchos juegos que nos ayudarán a hablar delante de nuestro pequeño grupo y sentirnos cómod@s haciéndolo.



Después de que nos hayamos reunido en las asambleas siempre jugamos a algo. Nos vamos a los rincones a jugar o hacemos alguna actividad divertida.

Ya se van notando las preferencias que tenemos cada un@ de nosotr@s a la hora de jugar. A algun@s nos encanta jugar con los coches y nos vamos a la zona de parking y nos pasamos el tiempo aparcando coches. A otr@s nos gusta mucho la música y no dudamos en coger nuestras guitarras y nuestros micros y cantamos en modo bajito... Todavía sentimos eso de la vergüenza. Y otr@s disfrutamos mucho delante de nuestro ordenador o en el rincón de la casita preparando unas meriendas deliciosas. 

Por supuesto, no podemos olvidar que todavía está presente nuestro rincón de los besos en el aula y que a algun@s de nosotr@s nos encanta acudir a el para recibir besos ¡Es que somos muy amoros@s!




Y después de jugar y gastar energía nos entra mucha hambre ¡Menos mal, que nunca olvidamos nuestros desayunos! 

La semana pasada tuvimos mucha suerte porque nuestra amiga M. trajo para desayunar unas uvas muy ricas que había recogido el día anterior. Tenía tantas, que decidió compartirlas con nosotr@s. Así que l@s que quisimos probar las uvas nos fuimos a su mesa. 





Cuando terminamos de desayunar nos gusta salir al patio a desfogar. Necesitamos mucho aire libre y sol para canalizar todas nuestras energías. Ya os hechos contado que tenemos dos años y que a estas edades no podemos parar de correr, saltar y gritar. Por eso nos gusta tanto el patio, porque nos ayuda a encontrar el equilibrio que necesitamos.



En el patio lo pasamos muy bien. Jugamos con Alicia y Laura al lobo, cantamos canciones y nos columpiamos en los columpios. Además desde la semana pasada podemos jugar con una mesa secreta que había en el patio y que nos daba mucha curiosidad pero que Alicia nos decía que era un secreto y que cuando estuviésemos preparad@s podríamos descubrirlo. 

¡Pues la semana pasada lo descubrimos! Resulta que cuando abres la mesa, porque tiene una tapadera, hay un arenero. Y tiene de todo, palas, arena, conchas, un molinillo... ¡¡Nos encanta jugar con la arena!! Si alguien va a ir a la playa estos últimos días de buen tiempo, nos haría un favor trayéndonos una garrafa de arena de la playa. Se lo agradeceríamos muchísimo, porque la nuestra se está acabando.




¿Queréis saber cuáles fueron las actividades que realizamos la semana pasada?

Alicia y Laura dicen que es muy importante que nuestra clase esté bonita, y a nuestro gusto, y que sea funcional. Por eso, hemos decidido pringarnos las manos y ponernos serios con el asunto.

Primero hemos decidido que para organizarnos mejor a la hora de jugar por rincones, es bueno que establezcamos pequeños grupos. Así cada un@ de nosotr@s se identificará con su grupo y sabrá dónde le toca estar. Por eso, cada grupo ha pintado un círculo de un color. De esta manera nos identificaremos con el color de nuestro grupo.



Así quedó nuestro trabajo:




Pero claro estos círculos teníamos que situarlos en un sitio visible para todo el grupo y que pudiésemos reconocer con facilidad. Nuestras mesas era un sitio perfecto. Así que Laura nos ayudó con el celo.

Mientras Laura nos ayudaba a algun@s a pegar nuestros círculos en la mesa, Alicia nos esperaba en la zona de la asamblea con una actividad chulísima para realizar.



¡¡Íbamos a crear una cortina para nuestra clase!! ¿Que cómo lo hicimos? Metiendo pajitas en unas cuerdas. Nos quedaron chulísimas y Laura también vino a ayudar cuando terminamos con los círculos.

Y vosotr@s pensaréis: ¿Qué tod@s estuvieron haciendo cortinas? Sí y no. Es decir, a ratos. Estuvimos jugando con los rincones mientras a l@s que nos apetecía íbamos pasando por el rincón de la asamblea para ensartar pajitas en las cuerdas. Y sí, nos apeteció a tod@s ¿A quién no le gusta que le dejen a su aire para aprender?




Al día siguiente seguimos pensando que aun nos faltaba algo más que nos ayudase a identificarnos del todo con nuestro grupo. Algo personal. Algo que al mirarlo individualmente nos permitiese saber a qué grupo pertenecemos. Y dimos con la tecla, círculos pequeños del color de nuestro grupo. 

Estos círculos podremos colgárnoslos del cuello con unas cintas o lazos, cuando lleguemos por las mañanas y nos ayudarán a sentirnos identificad@s.

Esta vez, los círculos los pintamos en el espacio artístico. Fuimos realizando la actividad por grupos. Mientras un grupo pintaba su círculo en el espacio artístico con Alicia, otro grupo volvía a jugar a ensartar en el rincón lógico-matemático con Laura, esta vez botones con cuerdas. Y los grupos que no estaban en los rincones jugaban con animales en sus mesas o alrededor de ellas.




No hay que olvidar que todo grupo social se rige por unas normas de convivencia y era hora de que hablásemos de ellas. Por eso, Alicia y Laura nos reunieron en dos pequeños grupos para poder hablar sobre nuestras normas de convivencia y crear un cartel que nos ayudase a recordarlas.

Las normas que hemos establecido ya las conocéis pero si necesitáis refrescar vuestras memorias, no dudéis en pasaros por aquí




Al terminar la semana, Laura nos dijo que debía darnos una noticia agridulce. Nos comentó que unos niñ@s de una Escuela de Sevilla la necesitaban, que con ell@s podría crecer cómo profesional y que tenía que decirnos "hasta luego". Nos invitó a gusanitos para que la noticia fuese menos dura. 

Por supuesto, nosotr@s le hicimos prometer que vendría a visitarnos. Sabemos que lee este blog y sabemos dónde vive, así que no creemos que falte a su promesa jijiji.

Desde aquí le deseamos todo lo mejor y le felicitamos por su nuevo logro.


A partir de ahora tendremos la suerte de contar la ayuda de Amanda y si queréis conocer todos los detalles no podréis faltar a la cita de los jueves.

Si queréis dedicarle unas palabras a nuestra Laura podréis hacerlo dejando un comentario más abajo.

¡¡Hasta la semana que viene!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...