Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... SORPRESAS

¡¡Hola papis y mamis!!


Aunque parece que hace una eternidad que no os escribimos, solo ha sido una semana la que hemos faltado a nuestra cita. Gracias por entender las razones y por apoyarnos siempre en todo. Somos muy afortunad@s de compartir nuestras vidas con personas como vosotr@s. Pero de lo que estamos muy segur@s es de que nos habréis echado muchísimo de menos y os habréis preguntado a cada momento qué estaríamos haciendo ¡¡Pues lo de siempre!! ¡¡Reír y disfrutar!!

Alicia dice que en la Escuela nos sentimos como en casa. Y que ella lo nota porque nos ve muy relajad@s jugando y explorando. Además nuestros tiempos de concentración  en una actividad parece que están mejorando muchísimo y cada vez las actividades se alargan más. Es por esta razón que nuestras actividades a realizar van adquiriendo cada vez más dificultad.




Como podréis observar en las fotos de esta entrada y en las de las entradas anteriores, parece que nosotr@s no jugamos entre nosotr@s. Y nada más lejos de la verdad. Os queremos hablar de este tema porque es algo muy curioso que surge a estas edades y que nos es necesario experimentar para poder madurar de forma favorable.

Resulta que a nuestras edades nuestro juego también es social, aunque de cara al publico parezca que no lo es. Por ejemplo, si entráis en nuestra clase podréis observar que nosotr@s siempre jugamos dándonos la espalda o jugando en nuestro sitio sin interactuar (por regla general) con los demás compañer@s. Esto no significa que estemos sol@s o que no sepamos jugar con nuestros amig@s. A nuestra edad, espontáneamente se da el llamado juego paralelo (Si pincháis en la palabra podréis encontrar más información). Este fenómeno nos permite identificar a l@s iguales como compañer@s de juego pero sin interactuar con ellos. Es una primera fase que nos permitirá llegar a juegos más complejos como es el juego social o después el juego simbólico. 

Y vosotr@s os preguntaréis ¿Entonces da igual que el peque juegue solo o acompañad@, no? Pues no, realmente a ell@s les gusta tener la presencia de alguien a su lado. Así van descubriendo lo que es la amistad, poco a poco entenderán el sentido de compartir y saborearan el placer de sentirse acompañad@.




Poco a poco vamos realizando actividades más difíciles y Alicia nos ha comentado que nosotr@s mismos iremos creando los materiales que utilicemos en algunos de nuestros juegos. Como el día que estuvimos pintando tubos de papel higiénico para crear un juguete que aún no os podemos desvelar.




Esta entrada se titula sorpresas ¿Queréis saber por qué? Resulta que un día escuchamos un ruido muy fuerte y no sabíamos de dónde venía. Algun@s estábamos dormid@s y otr@s jugando tranquilamente en la alfombra esperando a que se despertasen los amig@s. El ruido era muy fuerte y continuo y nos preguntábamos que de dónde vendría tal esperpento. A   J. se le ocurrió quitar la cortina de la ventana ¿Y si el ruido venía de fuera? Y parece ser que acertó. Porque un hombre vestido con un casco y ataviado con una herramienta enorme pasaba por nuestra ventana y tenía toda la pinta de ser el culpable de tal caos.

Alicia nos explicó que el señor estaba trabajando y que lo que hacía era limpiar la calle de fuera de la Escuela para que esta se encontrase en buen estado. Nos dijo que de esa forma la Escuela duraría muchos años y que siempre podríamos venir a visitarla.








¿Recordáis que en la entrada anterior os hablamos del juego heurístico? No debéis olvidar que es un juego estupendo que nos permite investigar, resolver problemas y clasificar. Es decir, es una herramienta para crear aprendizajes espontáneos de forma autónoma ¿Que cómo?

Nosotr@s es que aprendemos de forma diferente. A través de nuestras propias vivencias y experiencias. Aprendemos por ejemplo que la lata de leche pesa mucho más que la botella de plástico y por eso es mejor no dejarla caer en nuestros pies. Aprendemos que si meto un corcho dentro de una botella después me será difícil sacarlo. Y también aprendemos que si hago una torre de chapas en algún momento esta se podrá caer. 

A lo mejor a vosotr@s estos aprendizajes os parecen poca cosa. Pero para nosotr@s son muy importantes porque nos están ayudando a comprender el mundo que nos rodea. Que por cierto, es muy complicado.



¿Que cómo aprendemos a clasificar? Pues a la hora de recoger es muy importante que cada material se recoja en una caja o bolsa determinada y que no los mezclemos. De esta forma creamos relaciones básicas que el día de mañana nos ayudarán a entender otro tipo de relaciones más complejas.

¡¡Hasta la semana que viene!!





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...