Gigantes

Futuros Gigantes

UN ARCO IRIS LLENO DE... FRUTOS

¡¡Hola papis y mamis!!


De vuelta con vosotr@s en la cita semanal del blog de La Escuela. En esta ocasión nuestro principal objetivo fue reconocer y discriminar frutos del otoño. Conocimos sus nombres, su textura, su sabor, su color... 

Aprendimos que las uvas son frutos pequeños que no viven solos, sino que están conviviendo todas juntas en racimos; que son pequeñas y redondas; pueden ser de dos colores, moradas-purple o amarillas-yellow; y que además si nos las queremos comer tenemos que quitarles unas pipitas que están dentro que son muy molestas y... ¡¡Están riquísimas!!












Elo nos dijo que en la estación otoñal hay muchas frutas, que no solo están las uvas. También crecen en el campo, las nueces. De ellas aprendimos que son duras, muy difíciles de abrir y que tienen una piel rugosa. Descubrimos que lo que se come de la nuez no es lo que vemos con nuestros ojos, sino algo que está escondido dentro y está riquísimo. Nos encantó su textura, pero nuestra amiga J. nos dio una idea para poder jugar con ellas.

¿Y si las pintamos y les damos color? 


Y así fue como se nos ocurrió hacer un juego de clasificación por colores...










Otro de los frutos del otoño que nos sorprendió mucho fue la castaña. En el espacio del otoño crece una planta que pincha mucho. Elo nos dijo que dentro estaba creciendo un fruto del otoño, pero que aún no podíamos coger, ya que estaba recubierto de muchos pinchos ¡¡Parece un erizo!!

Un día comprobamos que el erizo se estaba abriendo y dentro había algo de color marrón ¿Qué será?

Entre todos investigamos un poco y vimos que era de color marrón, pequeña y tenía forma de corazón... y Elo nos dijo que era un fruto del otoño que se podía comer recién cogido del árbol o asado en la candela. 

¡¡Ahhh creemos que ya sabemos cuál puede ser!!

¡¡Las castañas!!







Otro de los frutos que hemos conocido es el membrillo. En esta ocasión el membrillo es más grande que las demás frutas del otoño, amarillo y se puede cocinar para hacer un rico dulce de membrillo. No a todos nos gustó el dulce de membrillo, nos pareció un poco pegajoso. Aunque el membrillo al natural nos pareció rico.






La última fruta del otoño que hemos investigado es la mandarina. Al principio tod@s creímos que eran naranjas pero cuando Elo nos enseñó una naranja pudimos comprobar que era su hermana menor. Era igualita pero más pequeña. Y esta fruta sí que nos gustó. Además sabíamos perfectamente como comerla. Nos pareció una buena idea reciclar las cáscaras de las mandarinas, ya que tienen un olor buenísimo, y entre tod@s decidimos crear ambientadores naturales y muy otoñales.






Así es como nos ha quedado el espacio de las frutas del otoño. "Ésta es la uva, ésta la castaña", "¿y ésta cuál es Elo?" Cada vez que lo necesitábamos nos podíamos acercar al rincón y recordar las características de cada fruta del otoño. 






Esperemos que os haya gustado nuestra entrada otoñal. Os mostramos algunos de los mementos de la semana.












¡¡Hasta el próximo día amigos!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...